12/30/2019

11/29/2019

De las Nóminas del Ministerio de Cultura 3/3



Por Miriam Ventura


Westchester NY.- No es que no se lo merezcan, pero dónde está la solidaridad laboral: conserjes y vigilantes que ganan igual o más que un poeta con obra y presencia. ¿Y el escalafón laboral dónde quedó? Y se arrastra de lejos, de varios periodos y varios ministros, sin que se le ponga fin.
Se mueven las piezas, cada vez que entra un nuevo ministro, pero es adorno, bulla, promoción, clientelismo cultural del duro. Por aquello de que en dominicana el mayor empleador es el gobierno, en el estado tenemos periodistas, comunicadores, relacionadores públicos, poetas, escritores, que hacen las mismas funciones, en todas las oficinas y dependencias del gobierno. El Ministerio de Cultura, no es la excepción.
En un artículo pasado dedicado al ministerio de cultura y sus nóminas conté 14 títulos más que repetidos, hoy con otro vistazo sin mucho rigor, esa cantidad se cuadruplicó. En cada cambio de ministro se repite el mismo movimiento de fichas, dejando el mismo salario a quienes fueron trasladado o reducido en sus funciones igualándolo con los funcionarios de mayor rango y responsabilidades. ¿Pero es que esta gente no trabaja con política de relevo? ¿La gente que tiene dos décadas cobrando salarios altísimos no ha creado bases (¿la feria del libro, por ejemplo, para que otro le sustituya?
Se llama parasitismo vivir toda la vida de un cargo público ¿Porque tiene que quedarse permanentemente un personal bajo el argumento de que son los que tienen experiencia organizando Ferias? Ahora desde mi perspectiva de dominicana, que vive en Estados Unidos, ya resté, sumé, multipliqué, dividí lo suficiente a partir de los hallazgos en términos de salarios en pesos dominicanos convertidos en dólares, pero esta vez no estoy para aritmética y matemática simple, hacerlo sería repetirme.
Me interesa más la fuga de libros de la Editora Nacional. Por ejemplo, que el 70 por ciento de libros hechos en RD son exportados a países no latinoamericanos. Solo el 30 por ciento de estos libros son exportados a Latinoamérica. R.D. produjo 1,487 libros en el 2016 comparado con Perú que produjo 6,463, colocándose cercano a Paraguay, país que produce 1,000 y exporta casi el 50 por ciento de sus libros a Latinoamérica y países no latinos.
El dato lo ofrece: la página de estadísticas de la Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc), la Unesco, tales entidades también dieron constancia, en octubre de este año de la disminución en la producción del libro en Latinoamérica.
Quisiera que los funcionarios del ministerio de cultura de R.D, me hablara algún día de esa fuga, de la disminución de la producción de libros en R.D. ¿Cuáles son los controles de calidad efectiva llevado a cabo por el ministerio y su editora nacional para producir libros de calidad?
A los efectos de esta entrega sobre las nóminas del ministerio de cultura, porque en ferias internacionales solo se promueve la literatura creada por los mismos funcionarios de la editora y del ministerio en un franco desafío a normas internacionales, sobre convenios, concursos, convenciones, ministerios culturales y todo lo que norma la promoción de la literatura de un país y los conflictos de intereses de los mismos funcionarios que a la vez son escritores, jueces y parte.
Ya que otros países y sus ministerios culturales ofrecen estadísticas editoriales (empresas, librerías, distribuidores, editoriales etc.) por qué el ministerio de cultura y su editora nacional, así como los cientos de proyectos -algunos eficientísimos sólo para el clientelismo y la nómina cultural, no ofrecen estadísticas algunas sobre el Libro en R.D.?
Todo el mundo habla del gran trabajo del Canciller Miguel Maldonado, que entre otros “logros” ha aumentado la cuota de RD en la Unesco y el Ministro de Cultura. Eduardo Selman se refiere a las bibliotecas interactivas, a la red de Bibliotecas en todos los rincones de República Dominicana y sin embargo algunas de esas bibliotecas no han pagado su factura de luz, o de teléfonos, caso fehaciente de San José de Ocoa. Algunas bibliotecas como la Pedro Henríquez Ureña cobran una cuota económica que recae en el autor interesado en presentar su obra en estos salones.
Las abultadas nóminas del Ministerio de Cultura de R.D. huelen a proyectos fantasmas, a repetición de los mismos, huele a funcionarios en centros barriales, municipales que no son más que botellas culturales. Un ministerio de cultura que paga salarios sin escalafón a conserjes y a poetas por igual, pero que además tiene grandes poetas en sus oficinas viviendo el sueño de ser poetas y funcionarios, sin estar acogidos por un plan de seguro que no sea el de El estado.

En el proceso de esta tercera entrega, ¡hago un alto!



El poeta Alexis Gómez Rosa ha fallecido. Sus restos serán cremados. Gómez Rosa, tuvo un derrame masivo. El día que sufrió el derrame cerebral visitó dos clínicas de prestigio, una de ella la Abel González y allí su familia se entera que no tenía cobertura. Fue conducido a una tercera clínica conocida como Otorrino, sin equipos necesarios sin una atención privilegiada dada su condición. Allí murió.
¿Me pregunto por qué los mismos poetas no denuncian los atropellos de la falta de seguridad social de su empleador el ministerio de cultura? Hay más de una experiencia de poetas que han ido con torcedura, con problemas serios de salud y es en la emergencia de los hospitales cuando se enteran de que Senasa Contributivo (el seguro del Ministerio de Cultura) no tiene cobertura en más de 20 clínicas importantes del país.
Habrá que colegir que al poeta Alexis Gómez Rosa, lo dejaron morir?

links
https://www.youtube.com/watch?v=7edZRI3NFyM

http://portal.unesco.org/es/ev.php-URL_ID=31230&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html

https://hipertextual.com/2017/05/mercado-del-libro-cifrasks





https://elnacional.com.do/rd-nombro-en-eeuu-94-viceconsules-no-tienen-funciones/


https://almomento.net/el-codiciado-consulado-de-ny/


https://www.diariolibre.com/actualidad/estado-paga-rd5810460-en-salarios-consulado-ny-ISDL80587


http://www.transparencia.mirex.gob.do/recursos-humanos/nomina/listados


https://infosen.senado.gob.mx/sgsp/gaceta/64/1/2019-03-26-


http://www.cultura.gob.do/index.php/noticias/item/1143-eduardo-selman-destaca-en-argentina-impulso-que-da-republica-dominicana-a-sus-redes-de-bibliotecas-publicas


1/assets/documentos/Dic_Consul_General_Nueva_York.pdf


https://directorio.sre.gob.mx/index.php/110-transparencia-y-acceso-a-la-informacion-publica-gubernamental/tabulador-sem/881-transparenciatabuladores-de-la-nomina-del-servicio-exterior-mexicano





11/19/2019

De nóminas y carroñas 2/3














De nóminas y carroñas



Por Miriam Ventura

Westchester NY. -Las bajas están ahí. Avenidas enteras de soldados y soldadines. Se ven, los cadáveres en las calles. Todo es fiesta para los pájaros carroñeros. Se imaginará el lector a un Scavenger Bird, (ave depredadora) carroñando lo que queda, de lo que una vez fuera un país en el mundo. ¿en el mismo trayecto del sol?
Y si. las bajas están!  Un tipo de sangre salpica los árboles, la cara de inocentes y culpables. La pared de lo que fuera el antiguo regimiento de partidistas y diasporico, hoy se derrumba dejando su estela de ruidos provocando sordera, un tipo de sordera política a la que los inmigrantes, partidistas y diasporico no estaban acostumbrados.
Porque no lo esperaban. La emboscada se inició en los noventa y a pasos desplegados con estrategia virtual y secular. Ese estado de sordera cruzo el Alto Manhattan, Bronx, Queen, State Island. Y hasta Yonkers y sus intrincadas montañas, westchesternianas, calo y se sintió en los cientos de dominicanos a quienes Westchester County agradece la no despoblación de sus villas y aldeas. Asi se entrecruza esa sordera, con el frente de batalla que resulto de aquello. Aquello que se inició con el famoso acuerdo entre “macos y cacatas” a la sombra de un caudillo que cedía el poder a un representante jovial con suficiente verborrea para ser creído por ilusos, con suficiente imaginación para empujar el Nueva York Chiquito, el proyecto de nación, la doble ciudadanía y los diputados de ultramar.
El relevo, y el inculcamiento para que los “diasporicos” comenzaran a amar el imperio sin cuestionamientos, ya estaba formateado.
Los dominicanos de NY habían entrado al ruedo de los tumbes, la garata con puño partidista, la confusa ilusión del bien como sabana que se extendería cual manto “materno” desde el mar Caribe hasta NY. Y en esa emboscada los tanques de guerra tenían siglas y cada sigla, nombres y hombres y mujeres militantes, pero toda, absolutamente toda, gente de partido.
Con este jovial estilo fascista, a lo politburó su regimiento o partido se hizo experto en dividir sectores y partidos de la isla, comenzaron por los rojos, luego con los blancos y entre todas esas divisiones también llevaron lo suyo aquellos partidos cuyo estandarte era la hoz y el martillo. Que nadie se llama a engaño, por eso lo que hoy tenemos como PTD, en NYC, emplea en sus agencias “non for profit” también del PTD, a gente (PTD, PLD) que de contrabando cobra dos y hasta tres cheques. El pacto alcanzo a NY.
En la recomposición de hoy, hay otros frentes, otras fuerzas en construcción, con alianzas y contubernios. Ya que en su momento (los 90’) los morados les extirparon a los rojos sus torrentes, ligaron sus trompas y crearon varias versiones de los mismos rojos, para este “despliegue” escrito, me quedo con los blancos, con la vieja sigla PRD.
Los blancos que no volvieron más a las lides del poder desde el 2004, los blancos, la vieja sigla… divididos y administrados por un pichoncito de dictador que se creyó con el poder suficiente para dizque encausar a los blancos rebeldes, y es gracias al poder empresarial de este pichoncito de dictador que logra venderle su a su segundo jefe morado (a la sazón presidente de la isla) un organigrama de guerra, donde los mapas idearios van trazados por consulados, embajadas, hasta peinar consejerías, misiones, agregados militares, religiosos y comerciales y representantes de organizaciones internacionales (Unesco, OEA, ONU, la FAO en Roma, la Santa Sede y el INDEX) Y las etc. van!.
En este camino tanto el pichoncito de dictador como el mismo presidente morado (versión masculina de la bruja de Narnia) lograron condensar al país en un “trópico de nóminas eternas” donde a los efectos todos los beneficios están perfectamente repartidos. Asi en lo tocante al pichoncito, lo que le queda del hurtado partido blanco lo tiene nombrado en el exterior combinado con las ternas aparentemente “neutrales” de color morado.
De ahí, los cargos ficticios, abultamientos y personal extra no aceptados  incluso en el argot diplomático y sin ser una nación de imperio, el HQ (Head Quarters) el cuartel de los morados (léase consulado dominicano en NY) tiene 110 empleados entre agregados, cónsul, vicecónsules, secretarios etc., además de la nómina invisible del propio cónsul que se extiende a su aren propio de periodistas “asesores” del Cónsul que son fijos cada viernes en busca de su sobrecito blanco, cuyo contenido es verde.
Muchos de esos secretarios nunca se han movido del Consulado dominicano en NY y son vicecónsules, secretarios, (1er, 2do y 3er) y los Auxiliares ay esos…los auxiliares en puntos tan distantes como Guatemala, Panamá y Uruguay. Algunos nunca se han movido de NY. Algunos/as endorsan todas las causas sociales de la comunidad dominicana y latina con tal de conseguir porfolio y name recognition (que si el cáncer, que si las ferias de libros de mujeres, que si las mujeres de blanco, que si son Areíto, “cosas” o mujeres al poder.) en fin gente que se deja vituperar por su partido y sus dos “lideres” carroñeros.


Jacqueline Guilamo Pegueronombrada en Uruguay
y establecida en  NY.

Asi aprendieron de sus líderes, a vituperar a los demás. Falta de valor y auto estima, cuando incluso el pichoncito de tirano de Relaciones Exteriores le asigna junto al jefe morado de la nación salarios por debajo de cotización razonable. Nombramientos ge gente de la ciudad de Nueva York en Guatemala, San Salvador, Panamá, Uruguay, por debajo de los 1,350 dólares y sin derecho a los jugosos viáticos que, si tiene la gente del pichón de dictador en Italia, Múnich, Trinidad y Tobago, Alemania, Paraguay y otros puntos donde los salarios son tan altos como los viáticos.
¿Y con que Moral? ¿Con que Moral se llaman comunitarios en NY? Gente con dos y tres nombramientos fuera sin moverse del sitio. Gente que reside y trabaja en USA. ¡Esta gente necesita ayuda urgente! ¿Tal vez un psicoanalista?
Esta es la gente que alimenta el ego de quienes en DR, se consideran Centro. A esta gente se le debe el eclipsamiento demasiado visible, en RD, de las voces altas de dominicanos de NY.




Links





https://elnacional.com.do/rd-nombro-en-eeuu-94-viceconsules-no-tienen-funciones/

https://almomento.net/el-codiciado-consulado-de-ny/

https://www.diariolibre.com/actualidad/estado-paga-rd5810460-en-salarios-consulado-ny-ISDL80587

http://www.transparencia.mirex.gob.do/recursos-humanos/nomina/listados

https://infosen.senado.gob.mx/sgsp/gaceta/64/1/2019-03-26-

http://www.cultura.gob.do/index.php/noticias/item/1143-eduardo-selman-destaca-en-argentina-impulso-que-da-republica-dominicana-a-sus-redes-de-bibliotecas-publicas

1/assets/documentos/Dic_Consul_General_Nueva_York.pdf

https://directorio.sre.gob.mx/index.php/110-transparencia-y-acceso-a-la-informacion-publica-gubernamental/tabulador-sem/881-transparenciatabuladores-de-la-nomina-del-servicio-exterior-mexicano




11/02/2019

Crítica de Diógenes Céspedes a libro "Invención de la locura" de Rosa Silverio










Nota: 




Al critico Diógenes Céspedes, Habrá que denominarlo el "misógino" favorito de ciertos feminismos, no hay que desdeñarlo por ser “persona” decir lo que piensa a lo Camille Paglia.




Definitivamente el fin de los altares, los victimismos literarios, la lógica mecánica del sin sentido de la poesía cuando es asociada a eventos cercanos, personales, pero no siempre a la poesía misma como oficio. Ahora bien, para más felicidad propongo que toda esa energía de nuestro Diógenes Céspedes se canalice en paralelo con los “varoncitos” poetas, literatos de DR y Quisqueyanitos de NY. Le toca a Céspedes, darles también a ellos, su tundra poética, mental y gramatical. hacerles "las concordancias" y las gramaticales, asi como la reconquista de una poética y metáfora perdida, porque mire usted, querido Céspedes, que hay tantos varones narcisistas, funcionarios, malos poetas y con diagnostico en aumento, que casi alcanza todos los bosques “silverios” de la Amazonia…Porque nada hacemos con cuestionar el farandulelismo literario, la poética deportiva de tantas mujeres (que lo sabemos y reconfirmo y estoy de acuerdo con lo expresado por usted y sin sacar nada de contexto) pero a su vez debemos desnudar también a tantos varoncitos enganchados a poeta. Que si. Estoy de acuerdo, demasiado gente asumiéndose poeta sin siquiera manejar el yo biológico y el yo poético, sin terminar sus home work, sin dotarse de la materia prima para producir literatura de calidad, pero mi apreciado Cespedes igual entre los varoncitos y hembritas.
En mis compañeras mujeres la cifra es notoria, porque somos lindas, porque somos muchas, porque somos asi coquetas hasta en literatura, pero igual en los varoncitos que usted y yo conocemos demasiado bien, también es alta aunque no se note, porque no son hermosos como nosotras, no son tan coquetos y a lo que mas se acercan es a metro o a narcisistas), además de que ya no son producto en demanda. De Buena lid, maestro Céspedes, amigo, hermano Cespedes, hágame caso meta manos a los varoncitos, malos poetas, del Ministerio de Cultura, de Educación, (a nivel de poder) , meta manos a nivel geográfico a los malos poetas de los barrios, del Conde, Gazcue, Zona Norte o de Guibia...(MV)

Rosa Silverio: ¿A quién pertenece ese yo de tu poemario Invención de la locura?



Por Diógenes Céspedes

(1)

¿Poetizar la locura? Un lugar común desde el surgimiento de la escritura. India, China, Persia y Japón ancestrales. Los griegos se especializaron en el tema. En el Renacimiento, Erasmo de Róterdam y los demás. Para una historia de la locura en la Edad Clásica, Michel Foucault.

En cada época, los médicos, sicólogos y sicoanalistas pueden arrojar luz sobre esta enfermedad. Pero, ¿puede un poema o un conjunto de poemas decir algo nuevo sobre la locura? Esa es, creo, la pretensión en La invención de la locura, de Rosa Silverio (Madrid: Huerga & Fierro, 2019), actualmente residente en Madrid (Santiago, República Dominicana, n. 1978). ¿Lo logró?

De locos ilustres está lleno el mundo, según Vallejo-Nágera. Dos ejemplos: Nietzsche, Artaud. ¿Lograron decir algo nuevo acerca de su locura? Cualquier discurso de un sujeto loco que no sea siquiatra o sicoanalista corre el riesgo de quedarse en simple descripción. El discurso poético de alguien que no sea loco corre el riesgo de quedarse en descripción o deseo de volverse loco sin estarlo.

En descripción y deseo de estar loca se queda el discurso sobre la locura poética del yo biográfico de Rosa Silverio. Describe los síntomas que cree son los de su locura y desea volverse loca como las diosas suicidas de la locura que invocan sus poemas: Alejandra Pizarnik, Sylvia Plath, Emily Dickinson, Virginia Woolf y faltaron otras suicidas como Alfonsina Storni, Violeta Parra, etc.

¿A quién pertenece el yo que se enuncia en el primer poema del libro de Silverio titulado “Más loca que una cabra”? Al yo biográfico de la autora es la respuesta, porque solo ella y nadie más está tomando los tres medicamentos citados, razón por la cual la escritura de ese poemario no permite que a través del sujeto del poema otras mujeres sean sujetos, es decir, mujeres únicas, múltiples y contradictorias indisociables de lo político, lo social y la ética. El título-refrán es una concesión al lenguaje coloquial con un lector virtual atrapado como testigo: “Vivo entre cuatro paredes blancas/abrazada a mi camisa de fuerza/perdida en las inexplicables cavidades de mi mente/asida al Prozac, al Trileptal, al Seroquel/huyendo de todos los demonios del pasado/intentando crear una estética desde el caos/rehaciendo con mis manos la poesía/resucitando cada día en la palabra/Yo soy Yo fui Yo seré”. (P. 15).

El escaso nivel de simbolización de ese primer poema y los que siguen es el resultado de la identidad del yo del discurso poético con el impudor del yo biográfico. El programa de la escritura del libro de Silverio queda expuesto en estos versos iniciales que desmenuzo enseguida. Su teoría poética es la creencia en que su obra intentará crear una “estética del caos” y, por consecuencia lógica, su teoría del lenguaje es la misma que la de su historia personal: una historia del caos del yo biográfico, el que a nadie le interesa. Esa estética que Silverio cree fundar es una antigualla ideológica perteneciente a la teoría del signo. Si hubiera sido poeta de la contradicción indefinida del sentido en el poema, le hubiera sacado partido pluri-semántico al único verso que lo permitiría: “huyendo de todos los demonios del pasado”. Pero en la evolución de ese poema inicial, nada nos dice Silverio acerca de cuáles son esos “demonios del pasado”. Solo en “Hematomas”, figura de la castración que le produjeron el padre y la madre, el yo biográfico de Silverio logra brindar al lector algunas pistas de su padecimiento que la ha noqueado y la mantiene en la frontera de la locura y que también, en sus obras anteriores, expone sobradamente.

Queda implícito que el padre quería un machito que fuera su espejo y heredero. Ese es el pecado de Rosa: haber nacido niña. Y no se ha sentido nunca amada por el padre ni por la madre sumisa que se sumó al odio del padre a su hija. De ahí la rebeldía de la hija que solo busca amor y reconocimiento paterno. Cualquier otra criatura nacida en esas condiciones asumiría la misma rebeldía. Pero la forma de buscar el amor y el reconocimiento paternos refuerzan el poder que Rosa Silverio combate y que cualquier otra criatura nacida con esta falencia enfrentaría, salvo trauma severo incapacitante.

La cura sicoanalítica no le vendrá a la autora con estas descripciones sintomáticas, sino cuando el yo del impudor vomite a todo pulmón la herida narcisista que le infligieron ambos progenitores, pero, sobre todo, el padre. Solo así llegará la sanación de ese inconsciente que la atormenta: “Has sido tú quien me ha cosificado/para ti mi sangre de luna es algo malo” (p. 29).

De nada vale, pues, maldecir. La blasfemia y la imprecación reproducen el mal que aqueja al yo biográfico: “Ah, Ojo Divino/maldito seas por los siglos de los siglos/Amén Amén Amén” (II, p. 69) y “tiré al suelo el cuadro de Cristo/he follado, he amado (…) Castígame, padre/golpéame fuerte/ y no temas a los hematomas” (p. 28).

El yo biográfico cree que “en sus manos rehace la poesía”. No, la poesía cambia cuando el poema, en este caso los poemas de Rosa Silverio, cambian las ideologías de su época. La primera ideología que un poema está obligado a cambiar es la idea de la poesía y la literatura existente en la sociedad y para la poeta santiaguera esa ideología es la “estética del caos”. La palabra “estética” implica ya la teoría misma del signo que Silverio cree rechazar en “El riesgo de bajar”: “Qué me importan el origen del mundo y la filosofía/qué me importan la metafísica y todas las artes/En este búnker se puede estar desnuda/se puede no saber nada/se puede ser el ignorante más grande de la tierra” (p. 17). He ahí al yo biográfico de Silverio víctima de su propio juego. Dice que la metafísica no le importa, pero se cobija a la sombra de Platón, el rey de los metafísicos occidentales: “La humanidad no tiene explicación alguna/Yo soy el testimonio de un enigma/yo soy la sombra de la que habló Platón/y esta habitación es mi caverna” (p. 15).

Rosa Silverio no vigiló su discurso. La metafísica sí debe importarle a ella y a cualquier sujeto. Y el discurso filosófico debe importarle, para no reproducir su teoría del signo y sus seis paradigmas antropológicos (Véaselos en H. Meschonnic. Crisis del signo. Política del ritmo y teoría del lenguaje. Santo Domingo: Ferilibro, 2000). Para no reproducirla. La teoría del caos que juega a convertirse en revolución le juega una mala pasada a cualquier yo biográfico. La estética de Rosa Silverio es la misma ideología que reproduce la teoría del arte y la literatura como arte y literatura de la muerte, desde Hegel hasta Heidegger y sus epígonos, pasando por Blanchot y Bataille. (Continuará).

Reproducido del periodico Hoy de RD

Link

https://hoy.com.do/rosa-silverio-a-quien-pertenece-ese-yo-de-tu-poemario-invencion-de-la-locura/?fbclid=IwAR1tF-BrbffzQn1f1uVw91u8fd52gFEq











OOOOOOOOOOOOOOOO

(y 2)

Ripios poéticos en casi todos los poemas de Invención de la locura, salvo quizá en “Las gatas no saltan por la ventana”, el más simbólico del libro, caracterizado por un plural parsimonioso (Roland Barthes, S/Z) y que marca uno de los pocos ritmos vocálicos (el valor de a acentuada) de ese poema como sistema, aunque plagado por la falta de dominio del idioma. Vicio común a los escritores de habla española es la falta de dicción siguiente: al sustantivo poseedor en singular o plural no siempre corresponde lo poseído en plural: “Por eso las gatas no deben arrojarse por las ventanas/aunque sean muy listas y ágiles/Lo más conveniente es que maúllen desde dentro de sus casas” (p. 31) y este verso sencillo: “los enfermos atados a sus camas” (p. 67, cursivas mías).

¿Cuántas casas tienen las gatas de este poema y cuántas camas posee cada enfermo?: una sola. Burlarse de la gramática en un poema tiene sus consecuencias. Al igual que burlarse de los galicismos empleados por Silverio: “pero es que sigo cargando las mismas piedras” (30). ¿No es más castizo y económico decir: “pero sigo cargando las mismas palabras”?

Burlarse de la gramática se castiga con el sinsentido o la anfibología cuando Silverio emplea mal los gerundios antepuestos o pospuestos sin guardar la obligatoria concordancia de los tiempos verbales: “los cubriré con el manto de la virgen (…)/acortando la falda, enseñando los tobillos/besando al mendigo que me pide unos centavos” (p. 28); “que no me perdonará nadie/pero es que sigo cargando las mismas piedras/caminando en renglones totalmente torcidos/y ahogando la palabra con la lengua” (p. 30); “y me iré caminando hacia el río/a dormir mi último sueño”; y, “se ha ido corriendo de este criadero de moscas” (p. 68). El gerundio es un presente y exige como concordancia verbal un presente, pero, en los casos que cito, Rosa Silverio emplea dos futuros y un pretérito perfecto de indicativo: se ha ido.

Con esta burla a la gramática, el discurso de Silverio proclamaría: ¿Qué me importa saber si un gerundio está bien o mal empleado y qué me importa a mí la regla de la concordancia de los tiempos verbales? La producción de disparates semánticos y léxicos y el uso abundante de verbos comodines y ripios poéticos son la consecuencia directa de esta ignorancia. ¿Qué me importa el uso de galicismos, si así lo escribí y me suena bien?: “y es que aquí todos estamos muertos” (p. 68): no es más poético “y aquí todos estamos muertos?”. Inconsciencia.

Como inconsciente debe ser para la cura de la dueña del yo biográfico decirle al padre: tú eres el inconsciente o decirle a Dios, tú eres el inconsciente. Pero esto sería una repetición de un enunciado de Lacan y nada nuevo crearía la poeta, incluso si escribiera que su padre la violó, la sodomizó, la abusó. Sería ideología de Sainte-Beuve: leer la obra literaria como si fuera la vida del autor. La poesía y el poema atraviesan estos juegos. Y Rosa Silverio debe decirle al padre: quédate con tu “Kit para suicidas” (p.30), no lo necesito, porque voy a celebrar la vida, voy a seguir viviendo y escribiendo para tanta gente que me ama y me reconoce.

De nada sirve maldecir al padre. No ayuda a la cura. Situar la política del padre y su ideología, sí. Perdonarle sin olvidar. Y saber que aún después de la muerte de la autora, el padre será su padre; “y he maldecido a mi padre hijo de puta” (p. 52), pero esta maldición no liquida la herida simbólica infligida al yo biográfico de la autora o de las otras autoras suicidas que ella invoca. La invocación a Marina Tsvietáieva viene sobrando en el poema VI (p. 40), porque esta poeta rusa, maestra del ritmo, enfrentó a todos los machos, incluido a Brice Parain, con quien se entrevistó en su oficina de Gallimard y perdió su día porque a la filosofía solo le interesa la poesía como desviación del lenguaje, según cuenta en su diario-biografía.

El poema V contiene otro plural parsimonioso (p. 74) y simboliza la poesía como sinónimo de locura, pero abierta a la oposición poesía vieja (una anciana) y la poesía nueva, distópica, la que vendrá con el descubrimiento de nuevas galaxias: “Imagino que soy una astronauta que ha logrado atravesar/la atmósfera en el Columbia. Soy la octava tripulante, la que/sobrevive cuando el transbordador se desintegra a su regreso/He sobrevivido, me digo en voz baja y al volver la vista/veo que por fin la anciana duerme/Descubro a una niña acurrucada en su cuna/El silencio la arrulla. El Columbia ya no existe/Yo remontaré en la siguiente misión que despegue hacia el espacio” (p. 74).

Del léxico, ¿qué diré? Que la larga estancia en Madrid paga el precio entre las dos variantes de español. Lo que obliga al lector a buscar en el diccionario la expresión “vuelta cascos”–fig. volverse loca (p. 69), sin curso en Santo Domingo; igual para “que los pobres huyan de sus chabolas”–choza (p. 23). Son tan ricos que cada pobre tiene más de una chabola; aunque el DRAE acredita a baobabs como plural de baobab, es barbarismo ilógico para la regla de formación del plural en español, pues la [b] final no se pronuncia. Lo mejor sería baobás, para este árbol africano. Silverio usa la palabra medicación (“tomándose la medicación”, p. 70) en vez de medicamentos y “la gente muere de cólera” (p. 20) en vez de “muere del cólera”, la ira y esa enfermedad no poseen el mismo sentido; los barbarismos búnker (p. 17) y borderline (p. 14) poseen equivalentes en español (sótano y límite), aunque al burka (vocablo árabe) estamos obligados de encontrarle un equivalente, velo quizá, aunque existe una diferencia entre burqa’urdu y hiyab; los verbos comodines “se hace sombra” (p. 52 y “se hace de noche” yo los poetizaría con “se ensombrece” y “anochece”.

Dentro de ese mundo de la locura invocada, el yo biográfico se aferra a la vida y guarda para sí una ligera esperanza de vuelta a la cordura, de desenredar esa confusión mental entre poesía y locura y ese asumirse eternamente como víctima del padre castrador. En “La caída”, reminiscencia por supuesto de Albert Camus, cuyas obras no son apología del suicidio, sino la conciencia feliz de quien ha llegado al conocimiento de que este mundo, la vida y la historia son absurdos, es decir, carentes de lógica: “Yo no estoy rota/Solo me duele bajo el costado” (p. 74). Más adelante abre la posibilidad a la vida: “La poesía desciende hacia mis infiernos/ ¿Quién me redimirá? /No estoy rota/Solo he tenido un resbalón en la escalera” (Ibíd.) Se lo repite una tercera vez para cerrar el poema: “Pero no estoy rota, lo repito/Solo he tenido una caída.” (Ibíd.).

Respuesta a la pregunta: ¿Quién me redime? Nadie redime a nadie. Únicamente se redime uno mismo. Los redentores terminan crucificados. El vivir-decir-escribir nos redime de ser sujetos dormidos, del impudor del yo, del yo narcisista. A través de la escritura nos plantamos como sujetos para que otros puedan ser sujetos despiertos.

No es sujeto libre el yo biográfico que reproduce la ideología del amor pasional, reminiscencia trovadoresca: “porque antes prefiero dinamitarlo todo/a perderte de una vez y para siempre.” (P. 25).

Link

https://hoy.com.do/rosa-silverio-a-quien-pertenece-ese-yo-de-tu-poemario-invencion-de-la-locura-2/

10/28/2019

Los payroll, las nóminas y el nepotismo del gobierno dominicano 1/3




Por Miriam Ventura
Westchester NY.-¿Quién dice que no? Estados Unidos es el espejo desde donde Latín América quisiera verse mejor. Al menos los malos gobernantes y políticos de nuestra latitud se empeñan en imitar y aprender las malas maneras de América.
Solo hay que ver que lo primero que aprende un cubano, un dominicano, un mexicano, un hondureño, guatemaltecos, salvadoreños, al llegar a Estados Unidos, son las malas palabras en inglés. ¡Como nos empecinamos!
En asunto de política, cultura, economía, identidad, preguntemos al senador Adriano Espaillat, al concejal Ydanis Rodríguez, a la sin par Marc Viverito y muchos otros.
¿Excepciones? Marc Antonio, y un poco, un poquitín, Guillermo Linares, primer concejal de los dominicanos en NY, pero el mal ya está hecho. Los Clinton, los Obama, los Trump, son “alas de un mismo pájaro”. (Ay Martí) Sus intereses en DR sellan esos vínculos.
Desde aquí (Westchester) solo observo y anoto. Sin intenciones de asumir su defensa, el presidente Donald Trump como los demócratas, va y viene entre nepotismo, nóminas(payroll), que si la hija que si el yerno. Los demócratas reproducen los mismos vicios,
Resulta increíble que el Senador Adriano Espaillat cuestione con sobrada razón que en las primarias del gobierno peledeistas, su gobierno? Su partido? Danilo Medina y la junta de elecciones dejaran fuera del proceso electoral de unas primarias a los dominicanos de NY, argumentando que "el presupuesto  dispone" pero Espaillat no cuestiona las nóminas de Relaciones Exteriores, la de los consulados dominicanos en Estados Unidos. El de NY es el más abultado con más de 125 empleados entre agregados, vicecónsules, y secretarios.
E incluso, Espaillat tiene entre sus empleados  a gente que recibe dos y hasta tres cheques en el Ministerio de Cultura, en el Comisionado de Cultura y en la Presidencia del gobierno dominicano. ¿Pero y es locos que estamos?


Links

https://www.newsweek.com/democrats-also-pay-family-public-dollars-699548

https://elnacional.com.do/rd-nombro-en-eeuu-94-viceconsules-no-tienen-funciones/

https://almomento.net/el-codiciado-consulado-de-ny/
https://www.diariolibre.com/actualidad/estado-paga-rd5810460-en-salarios-consulado-ny-ISDL80587
http://www.transparencia.mirex.gob.do/recursos-humanos/nomina/listados
https://infosen.senado.gob.mx/sgsp/gaceta/64/1/2019-03-26-
http://www.cultura.gob.do/index.php/noticias/item/1143-eduardo-selman-destaca-en-argentina-impulso-que-da-republica-dominicana-a-sus-redes-de-bibliotecas-publicas
1/assets/documentos/Dic_Consul_General_Nueva_York.pdf
https://directorio.sre.gob.mx/index.php/110-transparencia-y-acceso-a-la-informacion-publica-gubernamental/tabulador-sem/881-transparenciatabuladores-de-la-nomina-del-servicio-exterior-mexicano


10/14/2019

Presentacion de Revista Enclave






Muestra parcial de la obra poetica y periodistica de Miriam Ventura en la Lectura de Enclave el 11 de octubre en el Centro de Graduados de la Universidad de NY(CUNY) Alli se Proyecto en Power point y diversos medios audiovisuales la obra de algunos de los poetas invitados, incluyendo la mia.(libros, medios creados o editados por mi, ademas del soundcloud, websites, audios etc)Especial gratitud a Alejandro Valderi por invitarme, a todo el equipo organizativo de Enclave. Gracias por la recepción de los asistentes a mi obra y lectura "presencia en ausencia", gracias porque me permitieron dejarle algo de mi a NYU.
Memorias de la transnacionalidad, Poemas de la Reina del Bronx River, Estados Alterados y Claves para fantasmas algunos de mis libros, ademas ediciones de La Mano News, Esperanza News Letter, Torah Tropical, Mount Vernon Post y Pelham y Harrison Rising Newspaper. Se mostraron en el evento de la Revista literaria Enclave, cuya edicion actual contiene una muestra de poemas tanto ineditos como de varios de mis libros. Una forma de mantenerme presente, de no dejarme fuera de este hermoso encuentro. Todo lo se organizo con tiempo dandome la facilidad de Estar sin estar, Gracias otra vez Alejandro Varderi, gracias Enclave, gracias NYU.

8/31/2019

Me sitúo











Bueno, ni renuncio ni soy austera, pero soy maquiavélica por encima de todo. Y, lo más importante: No me da vergüenza. Lo otro: Persigo la salud de mi cuerpo y espíritu. Me he procurado ser una criatura de existencia autentica. Por ello mismo, ni facebook, ni ninguna otra encadenada red social, dicta mis normas de vida, mis estados de ánimos, mi visión de vida y cuerpo.
Por todo ello no persigo ya ningún país como mío, no persigo ningún ser familia, amigo, vecino, allegado como mío. Todos son mis territorios, todos son mi familia. Todos son mis ausencias, mis presencias.
Ser prudente intento ser, no persigo más que evitar el dolor, venga de donde venga, genérese donde se genere. La poesía me hace fuerte, es mi batalladora del dolor. La clave para no envidiarle a nadie su ausencia de dolor. Es mi modo de verme en el spectrum del ser y del estar.
La fuerza de mi pensamiento renace en estos ejercicios del pensar. La fuerza de mi pensamiento siempre será un gran aeropuerto. Por ello Me gustan los poetas y sus poemas escritos por y para los aeropuertos. Me gustan los poetas que van y vienen, aun dentro de una misma marca…
“Mayakovsky you are a bridge, over time” In Paris…Será antiguo, no estará de moda y muchos, cientos, miles, le leyeron antes que yo, pero yo le descubro ahora: Voznesensky: Poets and airports. Andrei, gracias! Mira que hemos volado!


6/08/2019

Teodoro, el conejo de la villa de Pelham

(slice of life)
Miriam Ventura



Un residente de la villa que no se parece a mi. Tampoco es que me parezco a la mayoría de los residentes de Pelham, nada que ver. Los días en que la yerba esta a sus anchas y en sus buenas, son precisamente los días en que soy como alma en pena, porque con mi millón de alergias me tengo que encerrar en casa. Aquella tarde, un Junio como ahora, pero en el 2018, agarré el colirio, las gafas y un protector de boca y nariz, iba rumbo al desafío con Doña Canon al hombro. Crucé los parques, desafié los árboles, la "yerba", todo, asi que de estornudo en estornudo "to me jedía y na me olía" rompí el encierro aterrador de los seres asmáticos histamínicos. En el camino me encontre con su presencia.
El, a quien bautice como Teodoro, “el conejo de la villa de Pelham” disfrutaba de un banquete inigualable. Deboraba a toda máquina toda la grama a su paso mientras a mi el olor de me mataba. Recuerdo esa tarde, era jueves. Le ví comer tanta y tanta grama sin inmutarse por mi presencia, sin  perturbación, sin un solo estornudo, comer a cuerpo de rey, asi que me dije "joder confórmate" Miriam. Entonces retorne sin quejas a la casa de cristal que habito. En el camino me tome un haagen dazs. Me supo a gloria! 

6/01/2019

Mundo dejo aqui mi papa: Colección Colirio






Slice of Life

Miriam Ventura

Desde mi ventana donde abarcan mis ojos el límite entre Pelham y Mount Vernon, donde mis manos son bondadosas con las plantas y los alimentos, aquí habita una meceta multiuso. En ella tiro de todo logrando una "masonia" como la banda austriaca, llena de luz y de color. Si pelo auyamas logro una "maximas".
Si un esqueje le falla en la luz o en la oscuridad a mis suculentas dentro del pequeño jardín que he
construido en el centro de mi cocina, lo lanzo al descuido sobre esta maceta.
Si encuentro una planta rara la someto al escrutinio de este terreno básico, que no es mas que una polenta orgánica, misma que cerrado el círculo de la imagineria de poeta, es solo la masa que cura las enfermedades de cualquier vegetación. Incluso la mía!
Un buen día y sin pretender ser Neruda, tiré allí una papa, una pobre y tierna papa. Se fue en brotes!
Hoy sobrevive con la misma pasión de otras plantas, semillas, esquejes.
Alli donde florecen mis lirios, mis lilas, cactus, suculentas y dalilas .Allí también florece mi papa.
Mi záparo-arabela, junto a mi "katu" y mis veleidades de poeta y jardinera.
Mundo que hay hambre, mira mi papa! Aquí te la dejo, mundo, mi papa.



©MiriamVentura