1/29/2021

Comisionado dominicano de cultura! Cierren eso (Artículo publicado en el 2015)

 



EL COMISIONADO DE CULTURA: CIERREN ESO

Miriam Ventura

Westchester.- Ya que sabemos que el uso del término diáspora es un manido elefante que se usa para cargar entre otras cosillas caña pal’ ingenio, cifras de una presencia de dominicanos en NY, la más de las veces adulteradas cuando no en esencia numérica, en  relampagismos de escena, además de otras pequeñas alforjas  como “bancos”- a los que prefiero  llamar policías internacionales,- (FMI, Banco Interamericano, otros). Las alforjas  de marras no son más que hijas de la justificación, el “manipuleo” y el “traqueteo” de padrinos, madrinas y toda suerte de trepadores culturales.

Ya que estamos de acuerdo en que debemos erradicar, de una vez por todas, la trillada idea de que las deudas de un gobierno o presidente no son responsabilidad de su sucesor, entonces vamos al grano. Claro, antepongo  que ya que estamos de acuerdo en “todo”, lo que somos y hacemos los de allá –RD-y los de aquí –NY- y en vista de que ya no tenemos “imperialismos”  puesto que en RD celebran sin pudor, ni pavor,  el día de las brujas (Halloween) y la fiesta del Pavo (Thanksgiven) y  gracias a que ciertas majestades  lantigueras , -el lector puede leer esta genialidad como le plazca- , el orden de los factores no altera el producto:  (Lantiguera, latigüeros, santigüeros).

Ta,  ta  ta, gracias a  la inteligencia académica  -amigos lectores favor  usar comillas en las dos últimas palabras de la línea anterior-, con sus recorridos, “roncocorridos”  y corredores culturales  de su época de gloria, me permito poner algunos  puntos sobre íes, especialmente en lo que respecta al Comisionado Dominicano de Cultura,  presencia, vigencia, importancia y desaparición. Están invitados a esta cena de más está decir que hay pavos, jamones y pavitos…

Como dijo mi amigo el descuartizador vamos por parte. El Comisionado Dominicano de Cultura sustituyó de golpe y por raso a lo que tradicionalmente se llamó y se llama en todas las comunidades representadas en cada mosaico étnico neoyorquino, Casa de la Cultura, que en nuestro caso se trata de cultura  dominicana. Es decir, no es un legado, nunca lo fue, sino  una imposición que la administración del entonces Ministro de Cultura, José Rafael Lantigua, tras el ascenso  al poder del Partido de la Liberación Dominicana con su “León” Fernández  a cuesta,  decretó para los dominicanos de New York. Esa imposición, como toda imposición, no se discutió con la llamada “comunidad cultural” a la que ahora se le da vigencia y a cuyas acciones de boicot en el pasado se les dio exactamente vigencia con el silencio cómplice, la imposición no se discutió con nadie

Mediante carta de poca oficialidad se le notificó a la Coordinadora del Consejo Consultivo, de la Casa de la Cultura de entonces, está la misma que viste y calza, Miriam Ventura, la desintegración  del organismo, y sin discutir con los actores y protagonistas. El mismo guión le fue aplicado al entonces  director de la Casa de la cultura Dominicana, Ingeniero  Miguel Farías. Para los “ olvidadizos“ el Consejo Consultivo de la Casa de la Cultura se creó  con artistas, escritores, dramaturgos, trabajadores culturales y animadores culturales,  no con partidos políticos, todos trazarían  la política cultural y serviría de enlace entre la Casa y el Ministerio de Cultura de RD. Después de aquí el resto es la historia que a los trepadores les encanta escuchar, una historia fragmentada, sin pasado ni presente. Y me quedo de una pieza al confirmar que a los que alardean de investigadores y académicos en la oscuridad de su vida y habitación propia no les gusta la “historia patria”.

Ojo que no a todos en NY, cualquier simulador nos puede entrar en su bolsillo de investigador, académico y/o servidor público.

¡Bien! Ya que estamos de acuerdo y aclarados los issues entremos a las íes. Comencemos  por ser críticos. ¡Oh! pero como que es tarde para ablandar habichuelas. Es decir, ahora hablamos del presidente  y hasta  le damos su importancia. ¡Qué interesante, ahora, no antes! Resulta que ahora el Ministro de Cultura (José Antonio Rodríguez  es un intermediario?

Cuando José Rafael Lantigua, éste no lo era). Será eso lo que quieren decir algunos académicos enganchados a articulistas y algunos militantes de las amenazas y los corridos con sabor y caché de cultura? Si no entiendo mal cuando era otro el Ministro, su linaje era el de un  asistente del mesías Leonel Fernández  y, claro está,  se hacia lo que el asistente del mesías Fernández disponía, todos los embrollos y líos se tapaban, una cortina de hierro cubría los desmanes…

Qué comodines somos y que tonta es esa “diáspora” que se presta a juegos de amenazas y a firmitas de documentos dieciochescos, no por el siglo, sino por los 18 del patíbulo…Óigame solo 18, cuando las mismas estadísticas en las que estaríamos de acuerdo dan  exactamente  cuenta de lo que somos y cuántos somos a nivel de cultura y dominicanidad en NY

Refiero aquí al amigo Francisco Rodríguez de León, autor de Con flores a la reina, encargado de Literatura la Casa de la Cultura Dominicana, durante la primea gestión de Leonel Fernández, cuando la Casa la dirigía Frank Cortorreal, Presidente del Partido de la Liberación Dominicana. Un párrafo a continuación de una carta histórica que ha rodado de gestión en gestión y de gobierno a gobierno, sin que los gobiernos perredistas y peledeistas le prestaran la atención debida y claro por una cuestión de estado le pagaran los honorarios a él y a su equipo  Aquí se la doy como se la entregué a Tony Raful, ex ministro de cultura, sin que tampoco le diera salida, aclaro era quien firma solo coordinadora de un consejo consultivo no una maga.  La diferencia sin embargo la marca el es no negar, pero si mostrar y especialmente dudar, siempre dudar.

“Confiados en la sanidad y buena fe de la presente Administración, por este medio le pedimos con toda la consideración debida su decisiva intervención para que sea tramitado el pago que se nos adeuda”. La carta la firmaba Paco Rodríguez de León, sin que el inventor del Comisionado, señor Franklin Gutiérrez, ni mucho menos la gestión de Tony Raful, (hay constancia de los esfuerzos del Consejo Consultivo) ni tampoco el actual comisionado Carlos Sánchez le prestaran atención. Es decir el Comisionado tampoco ha respetado la máxima que hoy proclaman sus inventores y los trepadores que aspiran a darle el tumbe desde la isla a los dominicanos de NY, pagar las deudas de los gobiernos anteriores, lo cual es correcto, pero por qué ahora y no antes?

Recuerda el lector que este es una entrega especial en el día del Pavo, o Día de Acción de Gracias, y que gracias a las remesas y al tipo de independencia que los que vivimos en NY hemos propiciado, manteniendo dos de cada tres hogares de RD, ya nos olvidamos del imperialismo y confraternizamos con el imperio y sus costumbres. Happy  Thanksgiven people!

Lo que sigue aquí es un trago directo al hígado para los oportunistas, fracasados sin puestos de laburo en el gobierno y que a pesar de sus luchitas, anuncios de nombramientos que nunca salen  y frentecitos desde donde arman componen y desintegran batallas para despotricar contra los demás. Estos párrafos finales van para ellos, porque realmente son dignos de lástima y necesitan ser tomados en cuenta ya que el presidente Danilo Medina los tiene a dieta en cuanto a sus aspiraciones de ser Spiderman, funcionarios públicos probados, dispuestos a probarlo todo, es decir, son superhéroes. Pero también van estos circuitos del pensar puestos en escena para que la comunidad dominicana abra sus ojos pues muchos de sus defensores la usan como afidávit para salvaguardar un puesto, un espacio, una morada que ya tiene demasiados en lista de espera.

¡Fuego a la lata! Qué derecho tienen algunos de los intelectuales militantes, amigos, o simples coquetos del PLD y sus gobiernos  a involucrarse en una lucha que es solo de los dominicanos residentes en NY? Qué es eso de: “dejamos morir algo que nos pertenece a todos o lo rescatamos para bien de todo?  Esa es una labia buena para hacer filas en la oficina de inmigración de Estados Unidos, por Dios la comunidad dominicana es más inteligente de ahí, sabe de usos y sub-usos. Y aclaro la comunidad no son los 18 del patíbulo, ni dos o tres tunantes que se creen artistas, poetas, glorias nacionales y merecedores de las entelequias de ferias del libro que organiza y auspicia el Comisionado. La comunidad es mas de ahí. Que me hagan una de vaquero. Please!! Solo  los que viven y guayan  la yuca en EEUU saben dónde y cuándo necesitan más casas culturales, óigase bien no comisionados y claro está apoyado en estadísticas y  presencia numérica, porque para qué hacer mas bulto donde no lo hay?

El Presidente Medina necesita información datos para saber donde encaminar los recursos, no militantes leonelistas que ocultos en el ropaje de la cultura andan detrás de lo suyo. Y porque nadie acusa ahora, donde están los médium que se la saben todas como aquellos que “adivinaron” que los diálogos honestos con la cultura eran para promover a Tony Raful?

Cómo es que no adivinan que un ex funcionario no debe firmar entelequias de reclamos, cómo es que nadie denuncia que Carlos Sánchez anda enviando a los actores y actorcillas de poca monta a defenderle? Es un secreto a voces que Sánchez tiene a sueldo  a periodistas, cableros, blogueros (como los tuvo en su momento  el ex Comisionado Gutiérrez exactamente para proteger a Lantigua y al Comisionado de los escándalos normales de la diáspora) para que le jodan la vida a José Antonio Rodríguez?

“Y, se te nota”…Se nota que ni siquiera nos leen en nuestra visión y puntos críticos pues hasta se toman la iniciativa de venir a NY a crearnos instituciones a imagen y semejanza de lo que ya tenemos, hemos creado o hemos perdido. Es que en RD no saben lo que costó y se sudó para crear una Alianza Dominicana, por citar un ejemplo? Será que algunos saben más que nosotros de estos eventos?  Y si, tiene que ser. Y tampoco saben cómo y a qué precio se están pagando los aciertos, logros y posibles errores.  Mira que venir a crearle centros de experimentación, de investigación y de cuanta madre cruce por la cabeza de la gente “pensante” de la isla a los dominicanos de New York es ponerse en ridículo. Aquí no hay nada bien o mal ponderado, (de cursilería académica estamos jarto.com), aquí lo que hay es una historia cultural escrita con el carácter especial que le imprimen los exiliados, los emigrados, los transmigrados o los que se quieran dejar llamar diáspora, una historia cultural, económica y política del transitar fuera del lar nativo.

Eso de que el “Comisionado es un legado que nos pertenece a todos” no es más que una soga para danzar, un anzuelo barato para pescar en rio gubernamental revuelto para que finalmente caiga un manjar del cielo, digamos del gobierno dominicano -al parecer único cielo de los intelectuales de la isla- con aterrizaje forzoso hasta  los rascacielos del Alto Manhattan, como que “nos pertenece a todos” es mucha gente, no le parece a usted lector?

¡Ah! las cosas que hacen las ferias por un lado y las invitaciones seudo académicas pro-Leonel desde la 149 del sur de Bronx. Y qué bueno que todos nos conocemos y sabemos que ciertos círculos de escritores… del alto Manhattan no pasan.

Alerta: En RD existe una lista inmensamente larga de gente que quiere resolver su situación con un nombramiento como Comisionado de Cultura en NY, la comunidad debe estar alerta para advertir y prevenir catástrofes. En NY existen demasiados poetas, activistas culturales y gente de valía que puede ocupar el cargo de Comisionado, pues Carlos Sánchez se va o lo van, eso no se lo despinta nadie.  Comunidad no te dejes comer los cacaos. Escritor, pintor, activista y promotor cultural, artistas todos defiendan lo suyo. NO MÁS GENTE DE PARTIDO SIN HISTORIA EN EL TRABAJO CULTURAL, NO MÁS SIMULADORES QUE SE DESGASTAN EN ACTIVIDADES TEATRALES, TERTULIAS, INVESTIGACIONES Y OTROS QUEHACERES SOLO PARA PROBAR UNA HISTORIA CULTURAL INVENTADA ANTE SU PARTIDO Y ASÍ LOGRAR EL NOMBRAMIENTO DESEADO, y particularmente no más gente con VIP desde RD.

Solo la comunidad dominicana sabe lo que quiere y lo que necesita. La comunidad tiene de donde ‎Choose‎, no necesita le impongan  una vaca o un caballo, mucho menos la confundan con un canguro o con un pavo. Siempre sabrá distinguir donde hay canguros y donde hay la verdad, porque “se  permite al niño pequeño poner letreros a sus dibujos: Esta es una vaca…éste es un caballo, etcétera, etcétera. Así se protege al niño. Se le evita la vergüenza y la tristeza de que se llame a sus vacas y a sus caballos canguros o bancos de carpinteros” (carta a Andrew Lang, 1890, Mark Twain)  El párrafo de Twain se lo dejo de tarea…

EL COMISIONADO DE CULTURA: CIERREN ESO | Buenalectura (wordpress.com)

Opiniones de Mirian Ventura | La Nación Dominicana, Todo tu país, en un solo click...! (lanaciondominicana.com)


No comments: