11/28/2020

Los misterios de la autodestrucción



 La advertencia y alerta de la entrega anterior se mantiene en esta última. Si presenta algunos de los síntomas ya señalados busque ayuda en su centro de emergencia más cercano.







Por Miriam Ventura

Westchester County. - Después del “QQD” o "Quod erat
demonstrandum" de la entrega anterior en la que exploramos los nexos entre literatura y suicidio, y que cerró con una cita de la poeta Sylvia Plath, mostrando que literatura y locura no hacen necesariamente un vínculo, efectivamente, estar loca o hacerte la loca no te hace buena poeta: ‘yo simplemente estaba loca”, escribió la poeta.

Esta conclusión despliega el abanico que abarca a escritores y escritoras que han renunciado a la respiración por distintas vías y métodos. Nos interesan sus motivaciones, no por morbo, sino con la intención de explorar los misterios de la autodestrucción personal en el ámbito de las letras. No tiene que ser un hara-kiri, un seppuku a lo Yukio Mishima, privilegio de Tokio.

Puede ser un cóctel de egos, enfermedad o motivaciones políticas. Variadas suelen serlas razones; enfermedades como el cáncer, caso de la argentina de origen suizo Alfonsina Storni, arrimándola a la depresión. Un compositor toma una carta suya y crea la conocida canción Alfonsina y el mar. La poeta muere por ahogamiento. 


La República Dominicana tuvo al celebrado poeta dominicano Gastón Fernando Deligne: la lepra incurable lo llevo a la decisión. Están los casos de suicidios por política o por hastío partidista. Para el Nobel estadounidense Ernest Hemingway, descubrir que los organismos de inteligencia de su propia nación lo tenían bajo la lupa, fue el detonante.

Como mismo se afirma estos organismos persiguieron a la grande de Loisaida, poeta Julia de Burgos. Documentos desclasificados según algunos medios-, asi lo atestiguan. La militancia independentista de la poeta puertorriqueña no era un secreto. Ala rusa Marina Ivanovna Tsvetaeva, la dictadura de Stalin no le dejo más alternativas que la soga. Ejemplos y motivaciones varios pintos, desde Eunice Odio, Alejandra Pizarnik, Sadeq Hedayat, Cesare Pavese, Paul Celan. Etc. 


Dejamos registrado el dato: Un alto porcentaje de suicidio por política es salpicado por la duda y las contradicciones. A este punto vale mencionar a la escritora Ligia Minaya, pérdida lamentable, que los medios periodísticos dominicanos no calificaron como suicidio sino hasta largo tiempo después cuando ya era de voz populis.

Ligia Minaya, según informes, se vistió de fiesta esa noche. Tomó su bolsito rojo, e introdujo allí el frasco con el veneno y marcho entusiasta a disfrutar las fiestas patronales de Moca, su ciudad natal. Días antes la autora había publicado en su columna de Diario Libre, un artículo desafiante sobre el modo de hablar de haitianos y dominicanos de bajo extracto social. En su caso hermetismo y rumor, aun bailan de la mano.

A Sergei Yessenin, el enfant terrible de Rusia se le “agoto la tinta”. Su último poema lo escribe con sangre. El poeta ruso casado con la bailarina Isadora Duncan, tenía en zozobra al gobierno bolchevique con sus reyertas, alcoholismo y rebeldía. Yessenin con lesiones aparentemente autoinfligidas en ambas manos (muñecas)fue encontrado al siguiente día por las autoridades, colgado de los tubos de la calefacción del hotel Angleterre en St Petersburgo. ¿Como pudo hacer tanto, él solo?

Aquí se abordan las posibles razones, para los suicidios. Sus misterios, las dudas. Por ejemplo, Violeta Parra, se suicida a pocos días de escribir su himno: “Gracias a la vida”, Inexplicable, ¿verdad? Como lo son aquellos suicidios de galardonados por la Academia Sueca, hostigados por críticas adversas a la concesión del premio. Caso celebre: el sueco Harry Martinson. Sin incluir los japoneses Yasunari Kawabata y Yukio Mishima, este último ya citado.

Como dato curioso, la escritora uruguaya Juana de Ibarbourou, fue nominada cuatro veces al premio Nobel, se suicidó sin que le fuera concedido. 

Resta tocar aquellos casos inducidos o provocados por diagnósticos psiquiátricos apresurados, tratamientos erróneos o por el toque de alarma de los psicoanalistas. ¿Un ejemplo? La poeta argentina Alejandra Pizarnik y el poeta y dramaturgo francés Antonín Artaud. Artaud, con su “teatro de la carne”, su vida, trazó pautas a la sociedad acerca de lo que deben y no deben hacer los profesionales de la salud mental.

El psicoanálisis, debía limitarse a informar el proceso de la creación más que a reducir la lucidez de un creador/a por diagnósticos, patografías, hoy se sabe lo inútil de éstas y de las torturas del electroshock

Pero los interventores de la salud mental no dan tregua. Una vez los escritores/as pasan a otro plano aparecen decenas de estudios psiquiátricos, psicológicos y psicoanalíticos. He aquí el caso de la gran Virginia Woolf y este título “Manic Depression and the Life of Virginia Woolf”.

No solo best Sellers a costa de escritores/as suicida, también publican no uno, sino dos libros con los mismos títulos. Ejemplo sobre Sylvia Plath, uno en español otro en inglés y de autores distintos, la misma equivalencia idiomática en el título: “The last days of Sylvia Plath” de Petter Dally y “Los últimos días de Sylvia Plath” de Jillian Becker. Parecería que escritores/as que detienen su aire, son carne de cañón editorial.

Concluimos mirando descarnadamente a la sociedad, sus estructuras políticas, religiosas, jurídicas que al parecer asedia a los literatos llevándolos a cortar su propio suspiro. El mundo que le sobrevive a ellos deja una mención irónica: Puñado de malos escritores/as resultan ser pésimos suicidas para martirizar a todos con su mala poesía. A los verdaderos escritores/as, algo parece haberle fallado. Todos estaban…” esperando un mundo desenterrado por el lenguaje” (Alejandra Pizarnik)





















11/01/2020

¡Asi es! Fernando Aquino…

 

  • Periodista,
  •  Fernando Aquino, candidato a la municipalidad por el Distrito 14 del Condado del Bronx


 Por Miriam Ventura

 Westchester County, NY. - ¿Como divisar un Bronx diverso e ideal, distinto a lo que tenemos hoy día? Cuál es el tipo de “Bronx” que se merecen los pobladores de sus hermosos vecindarios.

Estamos claro, la cultura comienza con la diversidad y termina con la unidad. La “bella ciudad del Bronx” es urbana, musical, poética, inspiradora, con un rio que lleva su nombre y es como ella es continental. Este rio saltarín, establece un puente clave de urbanismo, que viaja desde la ciudad a los suburbios del Estado de NY, con su ruido blanco otorga a los Westchesternianos paz en cada una de sus villas.

La disyuntiva de sus autoridades, y oficiales electos, es apoyar la convivencia y la armonía entre las distintas culturas que integran la “bella de El Bronx”. Si un candidato a cargos electos logra entender el nexo, es un candidato ganador

Este cuestionario busca plantear el tema de la cultura, las artes, la convivencia su importancia a partir de temas desarrollados en una conversación con el candidato por el distrito 14 del Condado del Bronx, Fernando Aquino.

Aquí está un candidato fuerte, que, a sus futuros votantes le oferta una propuesta de mayor consolidación en el plano de la cultura, el arte, la diversidad, la justicia social, la economía y la igualdad.

Describo a este político, como un periodista que ha sabido dar su cuota a la sociedad cuando le ha tocado estar en “Pizarra”. La igualdad es su aliada. La solidaridad lo define. Un luchador para la gente, un trabajador incansable. Así es Fernando Aquino.

 Al leer este cuestionario y las respuestas del Candidato fuerte del Distrito 14 de El Bronx, el lector puede confirmar que: ¡así es! Fernando Aquino.

 Las preguntas a Fernando Aquino:

 ¿Tienes idea de la estadística de tu distrito acerca del balance racial, cuales son las minorías raciales en el distrito 14?

El distrito es diverso, con una mayoría Latinx, equivalente a un 65 por ciento de los votantes. Los afroamericanos componen el 20 por ciento y las razas caucásicas el 10 por ciento. Para mí es importante notar que voy al concejo municipal a representar no solo a los que pueden votar, sino a todos los residentes del área. Sabemos que hay una gran comunidad fuerte y diversa, proveniente de América Latina (dominicanos, mexicanos, hondureños ecuatorianos, salvadoreños). También africanos, asiáticos y de otros países que aún no han adquirido el derecho al voto, pero que trabajan y aportan al sostén del Bronx y de este distrito. merecen mejores oportunidades para levantar y proteger sus familias. 

 ¿Cuál es la situación de la mujer, las minorías, en tu distrito en sentido general? 

La pobreza y la inseguridad económica son los problemas principales para las mujeres del distrito 14. Ellas son la mayoría de la población del distrito y padecen problemas exacerbados por la desigualdad laboral, la discriminación de género, y la falta de oportunidades.

De acuerdo con datos del sondeo comunitarios del Censo, el Bronx tiene la más alta concentración de mujeres y niños que viven en la pobreza en la ciudad de Nueva York. entre las áreas geográficas más afectadas están University y Morris Heights, en el corazón del distrito 14. Además de la inaceptable discriminación de género, están los estragos generados por la violencia doméstica, la alta tasa madres solteras, con el reto de criar y educar solas a sus hijos con salarios bajos, y/o sin ningún empleo.

Todo esto junto a los retos de viviendas poco asequibles, la falta de oportunidades educativas y entrenamiento laboral. La salud de la mujer en este distrito amerita[MV1]  una acción decidida de la ciudad. Nuestras mujeres necesitan programas más eficientes de cuidado de niños, y de programas después de la escuela. La mujer de este distrito necesita mejores oportunidades para participar en la economía de la ciudad.

Dedicare una unidad de mi oficina a asistir exclusivamente a las mujeres para que puedan enfrentar esos retos, explorar las oportunidades existentes para asi dar pasos que la conduzca a superar su situación.

¿Cuál sería la herramienta tecnológica para ayudar a tus residentes y a la población escolar a adquirir su educación en medio de la pandemia?

La ciudad de Nueva York y específicamente este distrito del Bronx tiene un grave problema de conectividad, que precede a la pandemia, solo que es ahora en tiempos de pandemia y al implementar los programas educativos en línea, cuando queda en evidencia.  Para resolver esto, hay que impulsar el acceso universal a la internet de alta velocidad, hacerlo asequible a las comunidades de bajos ingresos. Debe requerírsele a las corporaciones de comunicación servir a toda la población por igual en materia de repetidores y antenas para facilitar un acceso rápido y eficiente a la red. Subsidiar el acceso a tabletas, computadores y wifi en los hograres necesitados.

¿Entonces no favoreces el retorno a clases presenciales?

La preservación de la salud de nuestra comunidad es lo más importante. Creo que la pandemia del Covid-19 es un reto muy serio para nuestras familias y que no debemos correr riesgos innecesarios, ni arriesgar las vidas de nuestros niños y sus familiares. Definitivamente creo en la ciencia y en la capacidad de los profesionales del área que dictaminar el curso a seguir para sobrevivir y dejar atrás esta crisis de salud. Solo se debe volver a clases presenciales de forma gradual y bajo el monitoreo de la comunidad científica. Hay que seguir fortalecer la educación digital, ya que forma parte importante de la educación en sentido general y aun después de superada la pandemia.

Varias encuestas, entre ellas las del PEW Research Center, algunos Centros de estudios y sondeos del último censo determinaron que en USA, hay 2 millones de dominicanos, de los cuales casi el 50% están en el Bronx, donde está ubicado el distrito municipal que aspiras alcanzar. 

¿A partir de ello, puedes establecer las prioridades de tu distrito?

Claro son estadísticas que te informan y edifican respecto a las necesidades que tenemos.

Te sentarías con el gobierno dominicano y otros gobiernos que representan la diversidad étnica del distrito 14 para que se cree una Casa Dominicana de la Cultural en el Bronx, o tal vez, puedas darle tu a los dominicanos independientes, transnacionales de ese distrito un Centro o Casa Dominicana de la cultura (entendiendo que la cultura es general y abarca muchas etnias) la cual podría ser inicialmente dominicana para todas las culturas. ¿Estarías dispuesto?

Fuera del distrito Nacional en República Dominicana, los datos del Censo de Estados Unidos reflejan que el Bronx es el lugar donde más dominicanos viven concentrados en una jurisdicción en el mundo, con unas 340,000 personas.

Es también la casa de una gran cantidad de puertorriqueños, mexicanos, hondureños y otros de Centro y Sur América. La presencia de todos estos países aporta a la riqueza cultural y la diversidad de este condado y del distrito 14.

Estoy de acuerdo con una casa cultural dominicana en el Bronx, en mi distrito, asi como un Centro Tepeyac para los mexicanos y un Centro Garífuna para los hondureños asi como oportunidades de expresión cultural para todas las comunidades que compartimos el distrito.

Creo en que las culturas se enriquecen unas con otras. El merengue y la bachata se baila en todos los hogares latinos y cada cultura nos ofrece una oportunidad para ser más humanos, solidarios y expande nuestros horizontes. Eso es lo que hace grande a Nueva York y al Bronx.

 ¿Planes para fortalecer la justicia social y racial, tienes algún esbozo? *

La respuesta es aplicar la ley de manera igualitaria a todas las comunidades y derribar las barreras judiciales que no permiten castigar la mala conducta oficial. Actualmente, es evidente que la justicia favorece a los que tienen recursos para pagar abogados y condena sin juzgar apropiadamente a los que no tienen recursos para defenderse.

Una prioridad es crear leyes a nivel estatal y local que garanticen una investigación independiente cuando una persona pierde la vida en una interacción con la policía. Erradicar todas las leyes racistas y discriminatorias que evitan la transparencia para investigar y aplicar sanciones apropiadas en casos de abuso. Hay que profesionalizar más las fuerzas del orden para interactuar con las comunidades a las que sirven. Debemos también quitar a la policía la responsabilidad de los desamparados y las personas con enfermedades mentales. Hay que invertir más en estas áreas.

Como te defines en términos de identidad: ¿Eres dominican-american, quisqueyano, de descendencia africana, eres taino, estadounidense o dominicano?

Todas las anteriores. Mi experiencia migratoria y la interacción con las demás comunidades con las que he trabajado y vivido durante los últimos 30 años me ha demostrado que la nacionalidad no puede ser definida en base a un pedazo de tierra.

El mejor ejemplo es el uso de “America” como un gentilicio. Además de ser un continente, en el caso de su uso en Estados Unidos, sabemos que America no es un país, sino más bien un concepto que nos ha permitido ser parte de una “nación” cuya definición es un proyecto en curso.

Lo mismo ocurre con el sentimiento patriótico relacionado a los países de origen. Nunca había visto tanto patriotismo dominicano que cuando llegué a Nueva York. Creo que la experiencia cívica que tienen los emigrantes está ayudando a expandir y fortalecer el concepto de identidad y refutando la idea de que la identidad debe estar limitada a conceptos estrechos marcados por territorialidad. Soy del Bronx, de Nueva York, dominicano, latino, quisqueyano, americano, caribeño, taino, bateyero, cosmopolita, y mucho más.

Links reproducciones de este Cuestionario a Fernando Aquino

https://costaverdedr.com/asi-es-fernando-aquino/https://acento.com.do/actualidad/dominicano-en-los-estados-unidos-asi-es-fernando-aquino-8877845.html

https://acento.com.do/actualidad/dominicano-en-los-estados-unidos-asi-es-fernando-aquino-8877845.html?fbclid=IwAR1nay6sxLZy3AISRJo8h0NkGBaLEvCDuAnNjOwty2ineKUnkTwC1P3Qt6Q


 


 [MV1]

10/30/2020

El drama de las escritoras suicidas





                                                     

En su escritorio
Anne Sexton en su escritorio








Antes de leer este texto, advertencia:

No continúe la lectura de este texto si usted ha experimentado algunos de estos sentimientos o síntomas: Depresión clínica, sentido de pérdida o duelo, intentos o deseos de auto lastimarse, si siente o padece esta lista de condiciones contacte su hospital más cercano o llame inmediatamente a la línea de prevención del suicidio.



Por Miriam Ventura

Westchester County, NY.- Las escritoras norteamericanas Sylvia Plath y Anne Sexton, eran fuertes en su poética, no manejaban su farmacopea en público como algunas poetas jóvenes contemporáneas. Plath, no daba cuentas al mundo de la dosis de los medicamentos del día, lo dejaba para sus diarios poéticamente reveladores. No hay evidencias de qué guardaba en su botiquín. Tal vez intuyó que un poema bajo estos estados no encarnaba en ámbito de su poética esencial. La poeta se suicida en 1963.

Cómo toma la sociedad el suicidio de sus poetas, ¿cómo juzga a un escritor varón que se suicida Y cual, es el juicio cuando se trata de escritoras?

Esta zambullida en las brumas imponderables de la renuncia del/la poeta a su propia sombra intenta dejar a un lado los ejemplos pretenciosos de “poesía seudo suicida”, aquella nacida de circunstancias médicas, dolores biográficos y de otra índole, que lleva a algunas mujeres, a detallar incluso, como en un “Journal/diary” - diario- sus penurias medicamentosas, tendencia en poetas contemporáneas de nuestros días. Se cae de la mata: la poesía de autoras bajo estas inflexiones suele quedar en paja para las garzas.

No toda persona sabe lidiar con la contemplación de la auto destrucción, asi como creerse poeta e inventar y fantasear con “sufrimientos biográficos” no significa poder alcanzar una poética o “lore”, entendido como suma de principios y reglas que particularizan un género literario u otra disciplina artística, escuela o autor.

Esta entrega se centra en mujeres poetas, escritoras que se suicidaron. Escritoras con obra de trascendencia, algunas que incluso no necesariamente estaban bajo estados psiquiátricos o emocionales extremos y/o tratamientos médicos al momento del suicidio. Algunas llevaron vidas no afortunadas, acosadas por enfermedades, y climas políticos y religiosos, intratables, adversos a la desarmante palabra poética.

El hecho de que el suicidio no siempre va precedido de un diagnóstico psiquiátrico o de problemas mentales y conductuales, tal vez resulte errática la idea de que escritura y locura forman algún vínculo. Es que, quizá, de poetas y locos, no todos tenemos un poco…

Aquí no evocamos asociaciones explicitas entre la “locura” y la escritura, mas bien y a tono con el escritor español Miguel de Unamuno, se intenta ahondar un poco en la “intrahistoria” de las autoras, los eventos desencadenantes del suicidio y una lectura cuasi imparcial de sus obras -en esta oportunidad-, las norteamericanas Sylvia Plath y Anne Sexton-, la guía de honor a seguir, a lo código samurái. –

Sylvia Plath nace en Boston, octubre 2, del 1932. Se le considera una de las voces más dinámicas y celebrada de la centuria- 20’. Es la primera poeta estadounidense que recibe el premio Pulitzer post mortum también la primera poeta “maldita” de Estados Unidos, esos entruncados en la tradición del francés Arthur Rimbaud.

Anne Sexton, contemporánea de Plath, también Premio Pulitzer, nace en Massachussets el 9 de noviembre del 1928. Sexton es reconocida como líder del 'Movimiento Confesional' junto al poeta Robert Lowell.

Sexton entendió la diferencia entre lo poético y lo literal. Sexton y Plath, tienen hoy, más vigencia y resonancia que nunca. Y los medios norteamericanos rinden homenaje constante a sus obras.

Sylvia Plath


Presentar una perspectiva de poetas suicidas en argentina, Uruguay, Republica dominicana, Rusia y otras latitudes, asi como las circunstancias políticas y religiosas del país de origen de las/os poetas suicidas es necesario aquí.

La sociedad americana de Neurología afirma que el fenómeno del suicidio “lo representa el conjunto de lo patente a lo clínico y de lo latente al sufrimiento biográfico. “Ambas condiciones se conforman en un cuadro como los árboles y el bosque”, Interesan fragmentos de sus poemas, eventos del suicidio y cómo la sociedad y la religión tratan el fenómeno.

El suicidio no debe ser visto con separación de géneros, religión, grupos y clases sociales, pero pasa asi. El suicidio seppuku o hará-kiri, de la cultura japonesa, donde el ritual incluye tomar el sake (bebida japonesa) y escribir un poema de muerte, pasa a ser referencia para este trabajo.

En la cultura japonesa el suicidio si no está basado en un motivo patriótico, se toma como cobardía, lo opuesto de lo estoico.

Si un samurái traicionaba la patria se suicidaba en público. En caso de suicidios que representaran todo lo contrario (enfermedad, situaciones emocionales, económicas) eran considerados vergonzosos y eran callados en las gacetas y medios sociales. Sin embargo, Japón, evolucionaría en la materia al surgir una versión para el suicidio femenino; el conocido "Jigai", que consistía en cortar la garganta con un cuchillo especial, conocido como "Tanto".

¿Pero qué ...” tanto”, la idea del poema de muerte de los ritos de suicidas japoneses ha inspirado algunas de las poetas objeto de trabajo? Una presunción: Plath, se acerca. Lo hace al introducir su cabeza y garganta en un horno. ¿Estaría Plath realizando el ritual del “jigai”? Sin embargo, parece tomar distancia, al no dejar un “poema de muerte”, más ella diseña el arte de morir. “Morir es un arte, como todo yo lo hago excepcionalmente bien”. (Del poema titulado Lady Lazarus)

Aunque se presuma Plath, complique la ecuación, al identificase con el postulado inicial de este trabajo, es decir negar que escritura y locura forman un vínculo, la norteamericana lo tuvo claro: “Cuando estás loca, estás ocupada en estar loca… todo el tiempo… Yo cuando estaba loca, era solo eso, una loca”.



https://www.diariolibre.com/revista/cultura
/el-drama-de-las-escritoras-suicidas-AE22264073


10/01/2020

El rostro sombrío del sueño americano, o la bendita manía de un excelente raconteur



Por Miriam Ventura

Westchester NY.-El rostro sombrío del sueño americano convierte a Franklin Gutiérrez en un excelente raconteur. 

Esta novela, pese a que aborda y entrelaza anécdotas e historias de inmigrantes en Estados Unidos, no debe ser leída solamente como una novela de inmigrantes.

En el ciclo normal de una buena novela se pueden saltar escenarios y capítulos que permiten traspasar el umbral del presente narrado enlazado con el pasado (mecanismo de complot). Ese mecanismo -cuando es bien empleado- le permite al lector viajar al futuro y regresar al mundo de la novela. Cuando eso ocurre el lector queda atrapado. 

Es decir, el novelista controla al lector y juega al “plot device.” Pero esa herramienta solo funciona si existe un buen narrador, como es el caso de Gutiérrez, quien narra con una retórica similar al recuento de los narradores decimonónicos tardíos, y eso ya es ciencia ficción. 

Él crea el suspenso de la incredulidad de sujetos y de personajes que funcionan en circunstancias similares tanto en la literatura de misterio como en la fantástica, pero todo ubicado en tierras foráneas.

A lo largo de la novela Gutiérrez habla de la migración como ficción, pero ello pone en tierra firme el sentido valorable del inmigrante. 

Trata cada sentimiento migratorio como una especie de analogía de ciencia ficción que es similar en Herbert George Wells, excepto que éste profundiza en la ciencia ficción como tal y Gutiérrez en la materia non ficción de la emigración, convirtiéndose en la antítesis del argumento de construcción de mundos y de lenguaje cotidianos en forma de shock.

En el siglo XIX (época del Ellis Island) aparecen la Máquina de la hora y la Guerra de los mundos, de Herbert George Wells. Ambos libros son comparables en su calidad y manejo de contar al Rostro sombrío del sueño americano, de Franklin Gutiérrez.

Vale señalar, también, que los elementos que contienen la narrativa de Junot Diaz y Franklin Gutiérrez ofrecen disyuntivas que los diferencian: o escribir desde el plano de la épica o desde la oralidad histórica. Gutiérrez hace épica, casi elegia novelística real, hecho que lo acerca a reflexiones como las de Herbert George Wells. 

La cuentística de Díaz, en cambio, ha de compararse con la literatura de dibujos (mangas, que en lenguaje japones es panfleto, novela gráfica, comic, texto episódico, escenarios de animación o skits y diálogos) en los que desarrolla con gran fortuna sus historias.

Gutiérrez entrega una narrativa efectiva en rememorar la migración como un proceso humano y hasta de ficción, a partir de la distancia y el eterno retorno del inmigrante en actitud de “Un día retornaré”. El rostro sombrío del sueño americano crea un puente entre los viajeros a Ellis Island y la migración moderna de escritores que nacieron de esa época (italianos, irlandeses, judíos, europeos del este), un puente compuesto de sombras. Y todo contado con dramatismo y cierto humor negro, como cuando la abuela de Amando Guerra tarareaba sus canciones para ella misma.

Sombras de un pasado y un futuro interconectados sin referencia a grupos étnicos, la novela hace recordar cuando en 1800 a los irlandeses se les mentía con el oro en las calles de NY, todo para atraerlos al barco, generación migratoria que al descubrir la inexistencia de ese oro tenía que formar su propio oro. En medio de su propia sombra, aquella costumbre del emigrante de apoyar la familia que quedó atrás. A falta de la ausencia de ese oro, lo que sí perdura hasta nuestros días es la existencia de cuentos e historias para ser contados.
Debido a la correctísima narración del autor El rostro sombrío del sueño americano resiste épicamente un filme, un montaje teatral, una animación artística, así como cualquier otro género que pueda ir más allá de lo convencional. La bendita manía de contar a lo García Márquez es la habilidad, no de mentir, sino de inventar realidades con una habilidad que atrape, cautive a distintos lectores. 

Se trata de mentir, inventar, engañar festivamente al lector convocándolo a descubrir quién está mintiendo, quién inventa las historias y neutraliza a la persona impostora a lo largo de la novela.

Si Gutiérrez no fuera novelista bien podría ser un excelente jugador de póker, dados o cualquier juego donde se invite a falsear los movimientos de las piezas, como el ajedrez, por ejemplo. El autor utiliza con acierto la técnica de la narración raconteur, sabe contar anécdotas. Su asombrosa novela no debe ser leída como simple novela histórica de la emigración, repito. Debe leerse como una retrospectiva `de realidades y mentiras. Como pasa en el cuerpo de la novela donde es necesario auto mentirse para poder encontrar la verdad. Es a partir de encontrar esa verdad que el protagonista Armando Guerra ya no pueda mentirse a sí mismo, jamás. Es ahí donde se puede medir el acierto de El rostro sombrío del sueño americano.

Armando Guerra, es un personaje que sirve también como narrador parcializado en la historia, donde incluso Gutiérrez se desdobla. En los argumentos temprano de la historia la abuela Esmeralda se encuentra mintiéndose a sí misma también, pero no logra encontrar su verdad.

Eso es, justamente, lo que hace un buen novelista, no dice dónde esconde sus misterios, más bien pone al lector en aprietos, lo lleva a retroceder al pasado para que confirme si ellos existen. 

El novelista con mentalidad de “legos”, nos lleva al momento, y antes de darnos la ubicación de las cosas, ofrece vías para encontrarlas y, de paso, se asegura de que el lector esté preparado para hallarlas. Pero, al mismo tiempo, se asegura de si el lector desea ver o no lo buscado, incrementando así la intriga. Este efecto Gutiérrez lo logra.

Esta reseña no caerá en el destripe o (spoiler). Si el lector quiere descubrir los argumentos más allá de los eventos de la novela, con todos los secretos y la lateralidad de Armando Guerra, bienvenidos a leerla.


Este trabajo se publica en este blog en su versión de notas, pues su autora aún no terminaba de leer el libro. Una vez concluída la entusiasta lectura de esta buena novela se le dio paso al texto definitivo y que hoy reproduce Ruta de las Letras en diario Libre de RD. Gracias a su editora Emilia Pereyra.

8/11/2020

Fernando Aquino candidato a Concejal distrito 14 del Bronx


Fernando Aquino



Por Miriam Ventura




La algarabía se arma cada vez que se va a elegir un nuevo concejal por el distrito 14, de la bella ciudad del Bronx El actual José Cabrera llego a su limite no puede de acuerdo con las leyes no puede reelegirse más (Term limite)

Tiempo en que un sin número de candidatos se “lanza” tras el cargo. Y hay quienes son candidatos eternos, el caso de la sin par Yudelka Tapia. Ya lo intento sin suerte el hijo de un periodista que labora en el Consulado dominicano. La contienda cuenta esta vez con candidatos fuertes y débiles. En este último campo se encuentran (Adolfo Abreu, Haile M Rivera y Yudelka Tapia), candidatos débiles.

Fernando Aquino y Pierina A Sánchez son los candidatos fuertes. Ambos han recibido una gran cantidad de donaciones y ambos han sido ejemplares durante la pandemia, ayudando a los residentes de su distrito y vecindarios. Ambos son de origen dominicano. La gente los ama, los apoya. Pero esta entrega se detiene primeramente en Fernando Aquino.

Su trayectoria como periodista, sus logros, sus ascensos en la Fiscalía de New York, al frente de varios medios latinos, sus reportajes de investigación y de opinión en medios hispanos y dominicanos de RD. Lo que hace interesante a Fernando es que es un buen político y que además conoce el oficio como comunicador. Es además solidario, defensor de las causas de género. Y de eso doy testimonio cuando algún colega se intenta propasar.

Las mujeres periodistas colegiadas en el Colegio Dominicano de Periodistas cdp, Inc han tenido en Aquino, al companero de labores que no ofende, al contrario da tundras a periodistas hostigadores, y “propasados”, esos que siempre aparecen en todas las instituciones. Aquino ha salido en defensa de las mujeres periodistas, que se han sentido alguna vez intimidada por algún machito bravo dentro del gremio.

Ví a Fernando enfrentar bajo esa bandera llamar la algunos varoncitos dentro del CDP , postura que no tan frecuente en algunos. Fernando Aquino es un caballero en todo el sentido de la palabra, alguien que no usa apodos, o lenguaje de doble sentido hacia las mujeres periodistas del CDP.inc NY

Creo este es uno de los elementos fuertes de Aquino, su humanidad, defensa de género, por lo que se ha ganado el respeto de todos. Desde la Fiscalía de New York, en su labor como periodista enfrento los abusos y fraude contra las comunidades latinas

Su trato a lo individual permite medir, que o cómo actuará en lo colectivo. Le deseo al candidato Fernando Aquino, la mejor de las suertes en su carrera como candidato a concejal por el distrito 14 del Bronx.

Un distrito con desigualdades, falta de justicia social y económica. Es un vecindario con muchas desigualdades y donde los distritos escolares son infuncionales y segregadores de los niños y adolescentes con necesidades especiales. El distrito 14 tiene mucha pobreza, a pesar de los esfuerzos del concejal saliente. Sus residentes aun no logran el empoderamiento deseado. Fernando Aquino residente de ese distrito, lo sabe y esta comprometido con su vecindario.

Al distrito 14 lo integran vecindarios como Fordham, Valentine, East Tremont incluyendo University Heights y una parte de la legendaria Avenida Grand Concourse.

Aquino en esta nueva etapa de su vida pública puede aportar mucho, ya lo está haciendo como candidato fuerte con grandes donantes que creen len las propuestas del aspirante a Concejal. ¡Suerte Fernando!

8/10/2020

Quien sepa leer, que lea.








Quisiera ser recordada como poeta original creadora de mi propio diccionario de metáforas.
Quisiera que nunca el lector/a se sienta defraudado y ..., ¿sí? por picara, única, mala, malosa, ¡malévola! ¡Ha ha ha! cuando respecto a la buena poesía se trate. Y como una que jamás perdono a nadie que no fuera original. Peor aún manchar el oficio. Como dice Goethe, a los buenos poetas hay que ponerlos a prueba y con los tres del poderío San Rafael, San Gabriel y San Miguel. Y después echarselas de "estrellas del parnaso"
En poesía no basta vestir como tal, sino vivir como tal. Porque debemos “sorber brebajes fuertes” Los ululares son fenómenos muy comunes en el viento, en los búhos, en las sirenas. Solo eso.
Desde que Sylvia Plath en 1957, cuando lo escribió, su poema Event y trajo a la lengua inglesa el contoneo latín que siempre ha estado desde los orígenes del inglés- De ULULATE, latín convertido en CRY, Hooting y más después Bob Dylan, Mucho antes Georg Trakl en Hungría y sus cruces...

Dejo al final un link para antólogos y estudiosos de la “originalidad” de la literatura dominicana. (MV)


 Fragmento del poema Event de Sylvia Plath

"Back to back /I hear an owl cry/from its cold indigo/intolerabe vowels enter my heart". Espalda contra espalda/. Oigo ulular un buho/desde su frio añil /vocales intolerables me atraviesan el corazon/ (fragmento). 



https://ideadeqi.org/2014/02/25/el-ulular-del-viento/



7/11/2020

Plataforma cultural del nuevo presidente electo Luis Abinader Corona




Aqui hay de todo con mucho y por demas...


Impulsar una revolución cultural para los jóvenes posibilitando su acceso al aprendizaje de las Bellas Artes, a través del fortalecimiento de la enseñanza en los centros escolares públicos; ampliar el acceso a los niveles de especialización; fortalecer el Sistema Nacional de Escuelas de Bellas Artes, y ampliar su presencia en las provincias.

Crear centros culturales en las provincias que no tienen, con el objetivo de que la ciudadanía y particularmente la población joven puedan canalizar sus inclinaciones y talentos artísticos, mantener sus legados culturales y sostener su identidad.

Desarrollar un programa de becas culturales para jóvenes que deseen estudiar carreras afines con el quehacer artístico y la gestión cultural como literatura, música, pintura, cine, danza, arquitectura, teatro, etc.

Fortalecer el programa de incentivo a la promoción cultural “Proyectos culturales” favoreciendo aquellos elaborados enteramente por jóvenes, sometidos al Ministerio de Cultura y aprobados mediante concurso de oposición, con bases claras y con los elementos de monitoreo, seguimiento y evaluación transparentes y precisos.

Apoyar la difusión artística con la creación o fortalecimiento de grupos de diferentes disciplinas que puedan generar industrias culturales sostenibles y capaces de convertirse en la fuente de ingresos de estas personas jóvenes y sus familias.

Promover la creación de grupos musicales tales como bandas, orquestas, conjuntos, etc. Compañías teatrales, de títeres y de entretenimiento, grupos de danza moderna, contemporánea, folclóricos y demás ritmos proveyéndoles las utilerías artísticas, instrumentos y formación continua, con la finalidad de promover el arte al más alto nivel.

Diseño y ejecución de un Plan de Fomento a la Lectura, a desarrollarse en alianza estratégica con el Ministerio de Cultura, el Ministerio de la Juventud y el Ministerio de Educación a fines de aportar a mejorar nuestro sistema educativo y a hacer a nuestros jóvenes más competentes.



Transparentar los premios que se organizan desde el Ministerio de Cultura en todas las áreas para garantizar que los y las jóvenes puedan participar sin miedo a ser excluidos.

Visibilizar, fomentar, promover las manifestaciones folclóricas tradicionales (palos, mangulina, gagá, etc.) mediante el apoyo, incentivo y seguimiento a las instituciones que luchan por mantener vivas nuestras tradiciones y legado identitario.

Respaldar la innovación, mediante el apoyo a las últimas tendencias en cuanto a la creación artística juvenil (“performance”, música urbana, etc.), Bajo unos lineamientos y principios artísticos que les permita un disfrute estético de alto valor cultural.

Incentivar a jóvenes cineastas mediante la creación de un premio al mejor guion cinematográfico escrito por una persona dominicana entre 18 y 35 años, con la posibilidad de que el Ministerio de Cultura ayude a la producción de la potencial película, según lo establecido en la Ley de Cine.

Revisar los presupuestos existentes para los festivales de teatro nacional, internacional, y privados de manera que se incentive la creación teatral entre jóvenes.

Convertir el Consejo Nacional de Cultura en un organismo determinante en la formulación de la política cultural del Estado e incorporar los sectores que aún no forman parte de ese organismo.

Propiciar la participación en las comunidades de sectores artísticos, literarios y culturales en general, en la elaboración de políticas culturales.

Retomar el sentido y razón de ser del Ministerio de Cultura, eliminando una estructura burocrática sin propósitos, objetivos ni respuestas sociales desde la visión del arte y la cultura.

Formular y ejecutar una política de apertura a espacios museográficos que abarquen no sólo los bienes históricos antiguos sino los bienes más contemporáneos que forman nuestra identidad cultural.

Hacer los acuerdos necesarios para que se garantice que todas las instituciones de educación superior destinen parte de su presupuesto al desarrollo cultural y turístico del país; y otro para que todas las alcaldías posean un departamento cultural orientado a las concepciones de cultura y desarrollo

Reorganización orgánica y funcional del Ministerio de Cultura a nivel nacional, desconcentrando la sede en Santo Domingo y ampliando su presencia en el país, según un estudio de necesidades en materia de cultura.

Establecer como asunto prioritario un amplio acuerdo entre los ministerios de Cultura y Turismo, con el objetivo de fomentar la creación de empleos a través de las industrias culturales creativas.

Incentivar, desarrollar y promover la industria cultural, motorizando y posicionando la economía naranja.

Fomentar el turismo cultural como fuente de desarrollo económico y medio para promocionar y mostrar nuestra cultura nacional en todo el mundo.

Realizar investigaciones en los ámbitos de la cultural para el conocimiento y la divulgación de los valores de nuestra identidad.

Revisar el currículo preuniversitario para fortalecer la enseñanza de las Bellas Artes en todos los niveles escolares y el conocimiento de nuestra cultura.

Consolidar los acuerdos con la universidad estatal y las universidades privadas para el desarrollo de proyectos y programas orientados a la información y la investigación en los ámbitos culturales.

Continuar con la ampliación del Sistema de Escuelas Libres en barrios y comunidades de todo el país, integrando los proyectos de formación artística dispersos en otras dependencias del Estado.

Fomentar la creación de industrias culturales y creativas mediante el respaldo técnico y financiero al sector.

Elaborar mecanismos institucionales que estimulen al sector privado a invertir en el fomento y desarrollo de la cultura y el arte.

Mantener la infraestructura cultural existente y crear nuevas instalaciones en los lugares donde no existan, en coordinación con el sector privado, mejorando la gestión administrativa y la capacidad técnica.

Impulsar una política integral para el desarrollo de la artesanía nacional, incluyendo la diversificación, la formación técnica de artesanos y artesanas, y la promoción y explotación de nuevos mercados, entre otras acciones.

Incorporar a los proyectos y planes de desarrollo de la cultura nacional comunidades de dominicanos en el exterior, sobre todo en lugares donde radica un número significativo de nacionales dominicanos (Puerto Rico, Madrid, Barcelona, Miami, New York, Boston, etc.); fortalecer la Casa de la Cultura de Nueva York y la creación de vínculos con organizaciones y entidades culturales del Estado.



Crear centros de documentación, físicos y virtuales que contengan material bibliográfico y audiovisual sobre temas de la cultura nacional, en todas las embajadas dominicanas en el exterior.

Elaborar proyectos de vinculación entre los Ministerios de Educación y de Cultura con el objetivo de garantizar un desarrollo adecuado de la juventud dominicana, tanto en la escuela como en la comunidad.

Fomentar la actividad de centros culturales gubernamentales y no gubernamentales.

Descentralizar las acciones culturales, dándoles apoyo a las provincias a través de los Consejos Provinciales y Municipales de cultura, como lo establece la ley 41-00.

Fortalecer, rediseñar, y vincular el desfile nacional de carnaval con la promoción de la imagen del país.

Repensar el incentivo al libro y a la lectura mediante estrategias novedosas de atractivo para los lectores, facilitando la publicación de libros a escritores, realizando concursos; el fortalecimiento y ampliación de la Feria del Libro a nivel internacional, regional y provincial; así como fomentar los talleres literarios y los círculos de lecturas.

Desarrollar un plan de difusión y promoción cultural en toda la geografía nacional y con todas las instancias artísticas dependientes del Ministerio de Cultura, a fin de crear expectativa cultural en el país.

Ejecutar la recién promulgada Ley de Mecenazgo, vigilando su cumplimiento y organización de sus mecanismos, de manera transparente y equitativa, de forma que todas las disciplinas artísticas se sientan representadas.

Revisar la estructura organizacional y funcional del Ministerio de Cultura, optimizando sus puestos y retomando su sentido y razón de ser.

Realizar un plan de promoción de los bienes y servicios culturales tangibles e intangibles

Retomar la recién modificación orgánica de Bellas Artes.

Dividir las funciones rectoras e implementadora del Ministerio de Cultura. A su vez clasificándolas en acciones de difusión artística y acciones de formación artística

Elaborar planes de incentivo y acceso a la actividad cultural con gratuidades para envejecientes.

Revisar la ley 41-00 que crea la Secretaría de Estado de Cultura.

Fortalecer el programa “Proyectos Culturales” de forma que cumpla con las condiciones técnicas y de financiamiento necesarias para lograr un mejor resultado.

Incluir en el sistema educativo a docentes egresados con formación en pedagogía de la escuela de Bellas Artes para garantizar que la enseñanza de estas sea por personal calificado.

Incorporar en la tanda extendida la enseñanza del arte y la cultura

Crear un sistema nacional de formación artística, revisando el modelo existente y mejorándolo, que pueda operar al nivel nacional, provincial y municipal, haciendo sinergia en los municipios con las escuelas de artes reduciendo de esta forma infraestructura, tiempo y recursos humanos.

Evaluar y readecuar el estado de las edificaciones que alojan las instituciones artísticas y culturales que componen el Ministerio de Cultura o que son parte de él.

Fortalecer de un proceso investigativo de nuevas manifestaciones y de reconocimiento y apoyo a estas.

Incorporar estas expresiones culturales en los planes de desarrollo de turismo.

Difundir en la población el conocimiento de estas expresiones culturales.

Crear programas de difusión cultural en barrios y municipios.

Desarrollar programas de estudio y difusión de las Bellas Artes en los barrios como parte de la política de seguridad.

Crear espacios culturales en los barrios de las principales ciudades.

                               





7/05/2020

PEDRO MIR, el poeta contra el dictador Trujillo







MIGUEL ÁNGEL FORNERÍN
Cuando Pedro Mir salió del país en 1947 y se exilió en Cuba, ya era un poeta conocido y también un prosista respetado como se puede ver en la recopilación de los artículos que publicara en “Ayer menos cuarto y otras crónicas” (2000). No se puede negar es que su escritura, como se evidencia en “Poesía y política” (Ibid., 146-148), muestra la doblez ideológica a la que el régimen sometía a todo productor textual que fuera desafecto a su política. En el caso de Mir, su contradicción con la dictadura era más que frontal, pues él se lanzó como poeta social y Trujillo se va a convertir, luego de la Guerra, el hombre que posee la mayor riqueza del país. Defender a los obreros era entrar en contradicción con el patrono Trujillo (Bosch). Este artículo muestra una falsa abdicación del poeta y la crisis de los últimos años en la que Mir se enfrenta a la relación difícil del discurso con la sociedad y de la dictadura con la escritura.
Al llegar Pedro Mir a Cuba en 1947, se encontró que Juan Bosch estaba reclutando combatientes para la invasión de Cayo Confite. Bosch había participado en la Fundación del Partido Revolucionario Dominicano en 1939, movimiento del que fue líder junto a Juan Isidro Jimenes Grullón. En el congreso de 1944, el PRD se dividió. La invasión de Cayo Confite fue un proyecto unitario donde participaban unos 400 dominicanos más 900 combatientes, en su mayoría cubanos y puertorriqueños. Entre los cubanos había gente de distintas tendencias como Rolando Masferrer y Fidel Castro.
El fracaso de este proyecto va a ser descrito por Pedro Mir de esta manera: “Los factores de la política cubana del momento habían encontrado en la ilusión de los dominicanos una oportunidad magnífica para convertir la expedición dominicana en expedición cubana… (Ibid., pág. 314) y concluye: “Cayo Confite fue un fracaso y como tal no ha podido merecer sino el olvido…” (316).
Luego del fiasco de la expedición, Pedro Mir se refugió en Guantánamo en la casa de su abuela paterna Micaela Bulgar (Pérez Shelton, 21). En enero de 1948, fue asesinado el líder de los obreros cañeros Jesús Menéndez. Mir que era su admirador le escribió dos poemas: “Tren de sangre” y “Regreso de Jesús Menéndez a la tierra”. Por la poética que trabajan estos poemas son los primeros textos que conocemos publicados antes de “Hay un país en el mundo (1949). Ellos instalan dos continuidades en su poesía: la primera, si tenemos en cuenta la poesía que Mir escribiera en Santo Domingo, el tema racial y el político-social. La poética de Federico García Lorca parece asomarse en una elegía al estilo de “Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías” (1935); la segunda continuidad es el tema de la caña que será central en “Hay un país en el mundo”. No es de extrañar porque las ideas sociales presentaban el internacionalismo proletario y los temas de Cuba coincidían con los dominicanos y los puertorriqueños. En la segunda década del siglo XX, el Caribe se había convertido en una gran factoría productora de azúcar a favor de las empresas absentistas estadounidenses. Esto hizo que surgiera un movimiento obrero de considerable fuerza y de búsqueda de conquistas como las que consiguió Menéndez para los obreros cubanos y que fueron la causa principal de su asesinato bajo el gobierno de Grau de San Martín.
En 1948 y 1949, Mir vive en La Habana y en Santiago de Cuba donde termina su obra de interpretación histórica “Dos hombres y un negro” que publicará con el título de “Tres leyendas de colores” (1969). La publicación tardía de la obra tiene una larga historia para la historiografía dominicana; es uno de los primeros ensayos de interpretación histórica de corte marxista, luego de “La República Dominicana (historia de su pasado y su presente)”, 1940, de Juan Isidro Jimenes-Grullón. La escritura de este libro en este periodo demuestra el trabajo sin pausa de Pedro Mir y su inclinación por el ensayo de tema histórico.
En ese mismo año de 1949 aparece su poema emblemático “Hay un país en el mundo”. Según el autor el libro fue publicado por Juan Bosch. Es importante anotar el carácter poético y la intención política que organizan el ritmo-sentido de esta obra que traspasa la historicidad dominicana y se convierte en un poema caribeño.
“Hay un país en el mundo” es un texto social a la vez que político. Su sentido va en contra del tirano Trujillo y el poema no ve otra solución que la guerra contra el sistema injusto del capital impuesto por las empresas absentistas de la caña y el poder omnímodo de Trujillo. El poema es un texto vanguardista en su forma, modernista en sus metáforas; en su belleza parnasiano. Único en su abordaje de la situación social de las clases subalternas y una irreductible crítica al poder dictatorial en América Latina.
En carta a Nicolás Guillén de septiembre de 1948, en la que le reprocha no escribir un poema de solidaridad con la lucha dominicana, Pedro Mir muestra su irreductible convicción de que la República Dominicana saldrá de la tiranía de Trujillo: “Y Santo Domingo será libre. Será libre porque tiene un pueblo probado en la lucha vertebrada contra el enemigo de todos. Será libre porque es un pueblo. Y se hará libre, sin ayuda, cien veces. Como lo ha hecho tantas veces ya, todas las veces en el curso de su historia combativa” (Álvarez Estévez, 2013).
En La Habana, luego de casarse por segunda vez, Mir tuvo que dedicarse a la fotografía ambulante y viajó a principios de 1950 a varios países de Europa entre ellos, Austria, Checoslovaquia, Rumanía e Inglaterra en los que participó en recitales y actividades de corte internacionalista. Luego pasa a Guatemala donde había triunfado la revolución de Juan Jacobo Árbenz. Lee en el Ateneo de Ciudad de Guatemala, con una orquesta de cámara y en presencia del joven Ernesto Che Guevara, su poema “Contracanto a Walt Whitman”.
Su poesía alcanza a tocar los contextos de la vida social y política en el Caribe, en América y en Estados Unidos. En él se recoge su preocupación poética y la realidad política. Va en contra de la visión que tenía León Felipe, traductor del “Canto a nosotros mismos” del poeta norteamericano. Contra la visión de la democracia americana que tenía Whitman y el desarrollo del imperialismo y la dominación en América que dieron origen a los discursos de la izquierda americana.
Con la caída de Trujillo en 1961, la obra de Mir regresa al país. Recorre ciudades y campos y el poeta se convierte en el último vate celebrado. Es en 1972 que Jaime Labastida prepara para la Colección Mínima de Siglo XXI una antología de los poemas mayores de Mir, que Víctor Fernández Fragoso (1978) llamó “los cantos épicos”. De ahí comenzarán a aparecer estudios sobre su obra hasta que el poeta se convirtió en un mito. Hay quienes piensan que Mir es un autor coyuntural, pero la brillantez de sus imágenes, los problemas que trató, su ritmo, la fuerza de su expresión poética lo mantienen como uno de los grandes poetas sociales y políticos de República Dominicana y de América.
 Reproducido del periodico Hoy RD

6/27/2020

Freddy Gatón Arce, el centenario olvidado





Por Miguel Angel Fornerin

Miriamventurajournalism lo reproduce

Freddy Gatón Arce (1920-1994) es conocido como uno de los integrantes de La Poesía Sorprendida, movimiento poético que realizó cambios definitivos en la poesía dominicana en la década de los años cuarenta del siglo XX. Entre sus hitos literarios se encuentra el poema surrealista “Vlía”, con el cual la poesía dominicana participa de las experimentaciones poéticas que propuso el francés Andrés Bretón. Los antólogos han reiterado su poema de carácter social “Además son”, clásico dentro de la poesía fundacional dominicana que se entronca en “Los humildes” de Federico Bermúdez. 

Además de poeta, Gatón Arce fue un destacado periodista, director del Departamento de Comunicación Social de la UASD. Fue director del periódico “El Nacional” desde su fundación y colaboró en distintas publicaciones. Fue uno de los codirectores de la “Revista de La poesía sorprendida”.

A mi manera de ver, integra el grupo de los poetas más importantes del siglo veinte, junto a Domingo Moreno Jimenes, Franklin Mieses Burgos, Héctor Incháustegui Cabral, Aída Cartagena Portalatín, Pedro Mir y Manuel Rueda. Su escritura paciente y constante solo tuvo imprenta fuera de los medios de comunicación hasta que publicó Retiro hacia la luz (1979), que recoge en gran parte una portentosa creación poética. En los últimos años de su vida pudimos leer muchos de los libros que publicó que, según el colofón, se imprimieron en tiradas de dos mil ejemplares. Entre los que podemos citar: “Son guerras y amores”, (1980) “Y con auer tanto tiempo” (1981), “Estos días de tíbar” (1983) “Cantos comunes” (1983), “Mirando el lagarto verde” (1985), “La moneda del príncipe” (1993), entre otros.

La importancia de este poeta, estudiado por Carmen Prosdocimi de Rivera en “La poesía de Freddy Gatón Arce, una interpretación” (1993), es de capital importancia para repensar el movimiento de las ideas poéticas en la República Dominicana que habían sido sacudidas por el modernismo. Antes de este movimiento el neoclasicismo y el romanticismo dominaron el escenario de nuestras letras. Así lo testimonian la poesía de Javier Angulo Guridi y los integrantes de “La lira de Quisqueya” (1874), de José Castellanos.

Otro momento de teorización de nuestra poesía aparece en los escritos de Deligne, (Gastón F. Deligne, “Obras completas 2. -Galaripsos y prosas”. Santo Domingo, Biblioteca de Clásicos Dominicanos XXV, Fundación Corripio, 1996); luego que César Nicolás Penson realizara una flor de la poesía dominicana. También debo mencionar el escogido de Marcelino Menéndez y Pelayo. Con estas acciones se va conformando el canon de la poesía dominicana que tiene en Max Henríquez Ureña al biógrafo historiador y a Joaquín Balaguer, después, como el primer estudioso textual que buscó la génesis de las influencias (textualidad) de la poesía dominicana. La crítica de Balaguer, romántica y deudora del historicismo se centra en buscar la originalidad de las obras.
Los movimientos de vanguardia vinieron a cambiar la escritura del poema en la sociedad dominicana. Vigil Díaz en “Galeras de pafos” (1921), ruptura estudiada por M. Rueda (1977), José Alcántara Almánzar (“Estudios de poesía dominicana”, 1979) y luego por Diógenes Céspedes en “Lenguaje y poesía en el siglo XX” (1985) y en la introducción a la obra de Virgil Díaz, (“Vigil Díaz y Zacarías Espinal, dos poetas del siglo XX”, Consejo Presidencial de Cultura, 2000. Díaz dio los primeros pasos en el nuevo rumbo de la poesía. Es necesario aclarar que también había ya un deseo de renovación con los jóvenes de 1900 (Max Henríquez Ureña, 1945), la poesía de Ricardo Pérez Alfonseca (“Oda de un Yo”, 1913), y los intentos de Tulio M. Cestero, bordeando la poesía de D’Annunzio, pero que él entendía que el autor de su época que más había calado en su escritura era el francés Maurice Barrès, del que extrae el culto al yo y el nacionalismo.
En el tránsito del modernismo, o del mundonovismo, cabe realizar una mención importante con el cambio escritural de un poeta imprescindible para entender la poesía dominicana: el cambio que le da a la estética modernista, Federico Bermúdez, con su ya citado libro “Los humildes” y en otro menos conocido: “Oro virgen”. Desenlazar la poesía de los elementos parnasianos y de la orquestación de Rubén Darío fue un logro de este autor a quien no se podrá negar el inicio de la mirada social que ha predominado en el canon literario luego de la posdictadura.
La ruptura más declarada en la literatura dominicana es la del postumismo de Domingo Moreno Jimenes y Andrés Avelino. Remito al libro de Andrés L. Mateo “Manifiestos literarios de la República Dominicana” (1980), donde parecen las actas de nacimiento de las corrientes que surgen en el periodo de entreguerras. En nuestro país, estas tendencias tienen dos acontecimientos históricos fundamentales: la ocupación estadounidense (1916-1924) y el ascenso del brigadier Rafael L. Trujillo a la presidencia de la República.
La Poesía Sorprendida será en la década de los cuarenta, el grupo de poetas que realizarán una afirmación definitiva de la escritura poética en Santo Domingo. En primer lugar, su actitud es vanguardista, pero con una crítica a la estridencia y poses de las primeras vanguardias. Remito al ensayo aparecido en la Revista de la Poesía Sorprendida (“Visiones y revisiones de la poesía dominicana, “La Poesía Sorprendida y el Postumismo” no. XIV, mayo de 1945), posiblemente escrito por Franklin Mieses Burgos y Freddy Gatón Arce. En él aparece ya un deslinde de los aportes del Postumismo a la poesía dominicana y las coordenadas por donde se enrumbará en los años siguientes la Poesía Sorprendida.
Algunas de las ideas que he venido expresando arriba y otras que integran las bases del canon, por ejemplo, de Manuel Rueda y Lupo Hernández Rueda (“Antología panorámica de la poesía dominicana” 1912-1962, publicada en 1972), aparecen bosquejadas ya en ese artículo. Las diferencias de visiones sobre la poesía y las prácticas de los poetas son analizadas por Mieses Burgos y Gatón Arce. Resulta una especie de parteaguas entre la estética anarquista impuesta por el furor de las vanguardias europeas, adaptadas a la realidad dominicana con su aspiración nacionalista e hispanoamericanista. Veintitrés años después del manifiesto postumista (Avelino: “Fantaseos”, 1921), Mieses Burgos y Gatón Arce ven terminado el Postumismo e intentan afianzar una estética más universalista.
El tema de los universales y el nacionalismo son ideologías que recorren el mundo en un momento en que las ideas fundacionales de la modernidad habían entrado en crisis, como el proyecto de modernización en las Antillas con los enclaves azucareros que posibilitaron el surgimiento de una pequeña clase media convocada al consumo y al cambio en su estilo de vida, mientras la mayoría de la población era campesina (rondaba el 80%) y las ciudades mostraban perfiles urbanagrarios.
Los intelectuales tienen como centro de reflexión como el ocaso del occidentalismo del libro de Oswald Spengler “La decadencia de occidente” (1918) y en las Antillas hispánicas la escritura de ensayistas como García Godoy, en República Dominicana; Jorge Mañach, Juan Marinello, Fernando Ortiz, en Cuba, y Tomás Blanco y Antonio S. Pedreira, en Puerto Rico. Muchos de estos autores, estaban bajo el influjo de las deconstrucciones del F. Nietzsche y su influencia en España, en Miguel de Unamuno y el occidentalismo en la filosofía y los ensayos culturalista de José Ortega y Gasset. La corriente nacionalizante, que intenta dar una respuesta culturalista a los problemas de nuestros pueblos, se expande por América, en la que se destaca Pedro Henríquez Ureña y en la universalista (y a veces nacionalista) se debe mencionar a José Lezama Lima, en Cuba, a Antonio S. Pereira y José Isaac de Diego Padró, en Puerto Rico (continuará).